facebook sharing button Share
twitter sharing button Tweet
sharethis sharing button Share
arrow_left sharing button
arrow_right sharing button

Real Cédula del Banco de San Carlos, facsímil de la edición del año 1782

DATOS DE LA EDICIÓN

Real Cédula del Banco de San Carlos, facsímil de la edición del año 1782
Real cédula de S.M. y Señores del Consejo, por la qual se crea, erige y autoriza un Banco nacional y general para facilitar las operaciones del Comercio y el beneficio público de estos Reynos y los de Indias, con la denominacion de Banco de San Carlos baxo las reglas que se expresan.
Unidad editora: Secretaría General Técnica del Ministerio
ISBN/ISSN: 978-84-92546-01-5
NIPO: 720-12-068-2
DL: M 39132-2002
Páginas: 34
Email: distribucionpublicaciones@mineco.es
Precio (IVA 4% incluido): 10,00 €
Historia económica, facsímiles
Edición Impresa

Bellamente encuadernado en piel, se presenta un facsímil de la Real Cédula por la que se creó el Banco Nacional de San Carlos, antecedente del actual Banco de España. El documento original, uno de los más antiguos que se conservan en la Biblioteca Central del Ministerio de Economía y Empresa, fue publicado en Madrid en el año 1782 y expone la necesidad de los principales gobernantes ilustrados de la época, Campomanes y Jovellanos entre otros, de crear "un banco nacional y general" que facilite las operaciones de Comercio para el beneficio público de "estos Reynos y los de las Indias". El Banco parte con "ciento cincuenta mil acciones de a dos mil reales de vellón cada una y un principal de quince millones de pesos fuertes, sin perjuicio del aumento anual de acciones".

La cédula detalla, por ejemplo, la cantidad de acciones que pueden ser suscritas por los particulares, dando preferencia a “los naturales del Reyno y Dominios sobre los demás de Europa”. Otras curiosidades son la disposición de cierre de la entidad durante la segunda quincena de diciembre para hacer inventario y la orden de imprimir y publicitar en las Gacetas el estado de las ganancias y otros datos, como medio “de evitar las usuras y monopolios ocultos que emplea la codicia”.