Mejora de la Regulación

Los términos “buena regulación”, “mejora de la regulación”,  “regulación inteligente” o “regulación eficiente” proceden de los anglicismos «Better Regulation», «Regulatory Reform» o «Smart Regulation». Estos conceptos, un tanto imprecisos, se han ido progresivamente desarrollando en el ámbito de la Unión Europea (UE) y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en las últimas tres décadas.

En España la asunción de los principios e instrumentos de la mejora de la regulación se ha venido tambien realizando de forma progresiva en los últimos treinta años, siguiendo las diferentes iniciativas impulsadas desde la UE. Tanto la Administración General del Estado como las Administraciones Autonómicas y locales han ido implementando -en mayor o menor medida- diferentes principios e instrumentos de mejora regulatoria en los últimos años en el ámbito de sus competencias.

En la actualidad, los principios de mejora de la regulación y las herramientas necesarias para su implementación se encuentran recogidos para distintos ámbitos en diversa normativa de referencia.