Ministerio de Economía y Empresa - Gobierno de España

Estás en:

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

23 de enero de 2014

El paro baja en 69.000 personas al cierre de 2013, el mejor dato en un año natural desde antes de la crisis

  • Desde el año 2004 no se producía un descenso del desempleo en un cuarto trimestre
  • El empleo cae en 65.000 puestos pero sube un 0,3% si se desestacionaliza

El número de parados se ha reducido en 69.000 personas al cierre de 2013, lo que supone el mejor registro anual desde 2006, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En relación al trimestre anterior, el paro ha bajado en 8.400 personas, primera caída  registrada desde el año 2004 para un cuarto trimestre. La tasa de paro se mantiene prácticamente inalterada, en el 26,03% de la población activa. El empleo por su parte disminuyó en 65.000 personas respecto al trimestre anterior, lo que contrasta favorablemente con el descenso de 363.200 personas en el mismo periodo de 2012. En el último año se han perdido 198.900 empleos, un -1,2% frente al -2,9% del trimestre precedente, la menor caída interanual registrada en un cuarto trimestre desde el inicio de la crisis.

El descenso del empleo ha supuesto un retroceso intertrimestral del 0,4%,  pero al corregir de estacionalidad, según la estimación del INE, esa tasa de variación implica un aumento del 0,3%, frente a la caída del 0,3% del trimestre anterior. Por sectores, la reducción del empleo se concentró, principalmente, en el sector servicios y en construcción, con pérdidas de 109.100 y 35.200 ocupados, respectivamente, y marginalmente en industria (6.000 empleos). En cambio, agricultura aumentó en 85.200. Respecto a un año antes, el sector primario incrementó su nivel de ocupación en 6.800 personas y servicios prácticamente lo mantuvo, al perder 900. En cambio, construcción pierde 95.500 ocupados e industria, 109.300. No obstante, estos sectores ralentizan su ritmo de caída interanual, construcción en 1,9 puntos porcentuales, hasta el -8,9%, e industria en dos puntos, hasta el -4,6%.

Atendiendo a la situación profesional, el descenso trimestral del empleo ha correspondido a 54.600 no asalariados y 10.400 asalariados. Por otro lado, este descenso de la ocupación se debió en mayor medida al sector público, donde se redujo en 34.800 empleos, frente a una caída de 30.200 en el sector privado.

El descenso trimestral del empleo asalariado ha sido de carácter temporal. Mientras que los trabajadores de contrato indefinido han aumentado en 45.600, los temporales han disminuido en 56.000. En relación a un año antes, los trabajadores con contrato indefinido disminuyeron un 2,5% (moderando su ritmo de caída en 0,2 puntos) y los de contrato temporal mostraron una tasa interanual positiva de 2,5% (desde el -2,3% del tercer trimestre). Tras este resultado, la tasa de temporalidad baja hasta el 23,9%, desde el 24,3% del trimestre anterior, aunque sube 0,9 puntos respecto a la de un año antes.

Los ocupados con jornada completa disminuyeron en 218.100 en el trimestre mientras que los de tiempo parcial aumentaron en 153.100. Respecto al mismo periodo de un año antes, los de tiempo completo disminuyeron un 2,4% y los de tiempo parcial aumentaron un 5,4%. Estas tasas suponen una ralentización de la caída de 1,6 puntos, en el primer colectivo y un aumento de la tasa de crecimiento de 1,5 puntos porcentuales en el segundo. Tras estos resultados, el peso de los ocupados a tiempo parcial sobre el total aumentó 0,9 puntos respecto al trimestre previo y un punto respecto a un año antes, situándose la tasa de parcialidad en el 16,3%.

La población activa continuó la tendencia descendente y disminuyó en 73.400 personas en el trimestre (-0,3%). Respecto a un año antes, se redujo en 267.900 personas, el -1,2% frente al -1,6% del trimestre anterior. El retroceso de la población activa responde tanto a una minoración de la población mayor de 16 años (19.300 personas) respecto al tercer trimestre, como a una disminución de la tasa de actividad. Esta tasa se reduce 0,16 puntos, situándose en el 59,4%, debido a la tasa de actividad de los varones que baja medio punto y se sitúa en el 65,9%; en cambio, la de las mujeres aumenta dos décimas, hasta el 53,3%.

El paro descendió en 8.400 personas en el cuarto trimestre de 2013 frente a un aumento de 187.000 en el mismo periodo del año anterior. Cabe anotar que una caída del paro en el cuarto trimestre no se registraba desde 2004 (-21.700). En tasa interanual el descenso del paro se sitúa en -1,2%. Hay  que remontarse al año 2006 para encontrar un año natural en el que se haya producido un descenso del número de parados.  Resulta además destacable que toda la reducción del número de parados se ha materializado en los grupos de edad comprendidos entre 16 y 24 años.

De esta manera, el total de parados se sitúa en 5.896.300 personas y la tasa de paro prácticamente se mantiene, al subir 5 centésimas hasta el 26,03% de la población activa. Según la serie de paro desestacionalizada por el INE, la variación intertrimestral del número de parados es del -1,2%, frente al -0,15% del trimestre anterior. Con anterioridad al segundo trimestre de 2013, hay que retroceder hasta 2007 para encontrar tasas intertrimestrales destacionalizadas con signo negativo. La caída del desempleo afecta especialmente a los varones, con un descenso de 51.600 personas, con lo que la tasa de paro de este colectivo baja dos décimas hasta el 25,3%.

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor aumento del empleo durante el cuarto trimestre fueron Cataluña, Canarias y la Comunidad Valenciana, mientras que los descensos más importantes correspondieron a Islas Baleares, Castilla-León y Galicia. Desde el punto de vista del desempleo, las mayores caídas se localizaron en Canarias y Cataluña, mientras que los incrementos más destacables se observaron en Madrid e Islas Baleares.

En resumen, la evolución del mercado de trabajo durante el cuarto trimestre del año pasado merece una valoración positiva. El año termina con menos parados de los que había al comienzo y la tasa de paro no aumenta en el conjunto del año. Dos aspectos que no se han producido desde el inicio de la crisis económica. Se registra la menor caída en ocupación en un cuarto trimestre del año desde 2007 y en términos desestacionalizados se consigue una creación de empleo. Todo ello en un contexto de consolidación fiscal y continuidad en la corrección del empleo público.

Se trata de datos que están en línea con la información de afiliaciones y paro registrado del Ministerio de Empleo, e incluso mejoran los inicialmente previstos. Para los próximos meses se espera la continuidad de estos avances, en línea con la consolidación de la recuperación económica.

No obstante, el nivel de paro sigue siendo inaceptablemente elevado. Por tanto, se ha mantener el impulso reformador y el compromiso con la consolidación fiscal, con objeto de mantener la confianza en la economía española y reforzar la recuperación económica.

 

 

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía y Empresa