Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

Comercio

22 de diciembre de 2017

El Gobierno publica el informe de exportaciones de material de defensa y doble uso en el primer semestre de 2017

Las exportaciones de material de defensa en enero-junio de 2017 sumaron 2.042 millones de euros, 11,1% más que un año antes 

El 74,7% del material de defensa se dirige a los países UE y OTAN 

Las exportaciones de productos y tecnologías de doble uso cayeron un 53,3%, hasta 72 millones de euros 

El valor de las exportaciones de material de defensa realizadas en el primer semestre de 2017 fue de 2.042 millones de euros, un 11,1% más que en el primer semestre de 2016 (1.838 millones). Las exportaciones realizadas representaron un 11,6% de lo autorizado (17.534 millones de euros) en el primer semestre de 2017. Esta diferencia se explica por la aprobación de una licencia global por 11.880 millones de euros para 99 aviones de transporte con destino a tres países de la Unión Europea que forman parte del programa de cooperación del avión de transporte y una licencia individual por valor de 720 millones de euros para otros seis aviones de transporte a otro país del mismo programa, tal como recoge el Informe enviado hoy por la Secretaría de Estado de Comercio a las Cortes.

Las exportaciones a los países de la UE supusieron el 65% del total (1.329 millones). La mayor parte del comercio (1.279 millones) tuvo lugar con aquellos países de la Unión (Reino Unido, Alemania, Francia e Italia) con los que España mantiene proyectos industriales militares en común.  

El 74,5% de las exportaciones se dirigió a países OTAN (1.522 millones de euros). Si se suman las exportaciones a países de la UE y la OTAN, el valor de lo exportado fue de 1.526 millones de euros y un 74,7%. El resto de las exportaciones (516 millones de euros, 25,3%) se repartieron entre 49 países, entre los que destacaron Malasia con 135,2 millones (un avión de transporte) y Perú con 78 millones de un buque oceanográfico con destino a la Armada. Por categorías de productos, la de “Aeronaves” (1.610 millones de euros, 78,8%) fue de nuevo la más importante.

Hubo dos denegaciones de exportación de material de defensa: seis sistemas de clasificación acústica a China y una licencia individual a Myanmar de veinte pistolas de tiro deportivo. Las dos operaciones fueron denegadas por la existencia de sendos embargos de la Unión Europea.

En otro material (policial y de seguridad) se exportaron 5,8 millones de euros, frente a 2,9 millones en el mismo período de 2016. Las exportaciones realizadas (5,8 millones de euros) supusieron un 193,3% de lo autorizado en el mismo período (3 millones). Los destinos fueron Omán (4,4 millones y el 75,6% del total) y Túnez (1,4 millones; 24,4%).

En armas de caza y deportivas (escopetas de caza, cartuchos y sus piezas y recambios), las exportaciones alcanzaron 28,1 millones de euros, un 48,7% más que un año antes. Los dos destinos principales fueron Japón (5,1 millones de euros, 18,2%) y Estados Unidos (3,5 millones de euros, 12,5%). El resto se repartió entre 49 países.

No hubo ninguna denegación en esta categoría en el periodo.

En productos y tecnologías de doble uso, el valor de las exportaciones españolas en el primer semestre de 2017 alcanzó los 72 millones de euros, con una disminución del 53,3% en relación a lo exportado en el primer semestre del año anterior. Los principales destinos de las exportaciones fueron Estados Unidos (13,6 millones y un 18,9%) y China (11,2 millones y un 15,6%). El resto se exportó a 53 países.

Las exportaciones a Irán experimentaron una disminución del 58% por ciento (5 millones de euros frente a 11,9 millones del primer semestre de 2016). Tres de las quince licencias aprobadas para Irán fueron el resultado de la aplicación de la cláusula catch-all (art. 4 del Reglamento CE nº 428/2009) que refuerza aún más los controles sobre las exportaciones de este material. Se aplica a exportaciones de productos no incluidos en listas de control cuando exista riesgo de desvío a programas de fabricación de armas de destrucción masiva o cuando el país de destino esté sometido a un embargo de armas y los productos vayan a tener un uso final militar. El empleo de esta cláusula ha dado lugar a un considerable incremento de las licencias de exportación en los últimos años, pero se han aprobado exclusivamente aquellas que no implicaban riesgo alguno.

Por categorías de productos destacó la de “Tratamiento de los materiales”, con 40,8 millones de euros y un 56,7% del total. Tras la aplicación de la cláusula catch all fueron informadas negativamente dos licencias individuales de exportación: La primera era para dos máquinas de electroerosión a Pakistán, denegada por riesgo de desvío a un programa de proliferación. La segunda incluía repuestos para dos centros de mecanizado a Rusia y se denegó debido al embargo de la UE de 31 de julio y 8 de septiembre de 2014 y por riesgo de desvío a un uso militar.

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad