Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

Imagen del artículo

21 de octubre de 2014

La actividad exportadora permanece en positivo en el tercer trimestre

  • El valor del ISAE disminuye respecto al trimestre anterior debido fundamentalmente a una peor percepción de la cartera de pedidos en el periodo estival

El Indicador Sintético de Actividad Exportadora (ISAE)[1] se situó en el tercer trimestre del año en 7,6 puntos y registró una bajada de 15,5 puntos respecto al trimestre anterior (23,1 puntos). Esta caída se debió, fundamentalmente, a una percepción menos favorable de las empresas exportadoras en el trimestre de referencia, que coincide con los tres meses de verano, y, en menor medida, a las expectativas exportadoras a largo plazo. En cambio, a corto plazo, crece el optimismo de las expectativas exportadoras.

Cartera de pedidos y expectativas

De los tres componentes del ISAE, el valor del indicador balance actual desciende 24,7 puntos con respecto al que se registraba en el segundo trimestre (de 21,9 a -2,8 puntos). Esta caída ya fue anunciada por un empeoramiento de la percepción de las expectativas a tres meses en la encuesta anterior. Por el contrario, el indicador de las expectativas a tres meses aumenta 3,2 puntos (de 13,4 a 16,6 puntos). Por su parte, el de expectativas a doce meses baja 9,1 puntos (de 41,9 a 32,8 puntos).

Factores de la actividad exportadora

La evolución de la demanda externa sigue siendo el factor que mayor proporción de entrevistados considera que está teniendo una incidencia positiva en la actividad exportadora (39,4%).

El factor al que mayor proporción de entrevistados alude por su incidencia negativa es la competencia internacional en precios (57,4%), seguido de cerca por el precio de las materias primas (48,4%).

Otros dos factores que se analizan en el trimestre y que afectan a la actividad exportadora son los precios de exportación y los márgenes de beneficio. En ambos, sigue reforzándose la percepción de que se han mantenido estables, con mínimos cambios en su evolución.

Contratación de personal para realizar actividades de exportación

En el tercer trimestre, un 90,6% opina que la contratación de personal para realizar actividades relacionadas con la exportación se mantuvo estable o evolucionó al alza. Lo mismo opina un 91,7% de encuestados en relación al trimestre siguiente, y un 90,1% para los próximos doce meses. Por otra parte, es un 89,8% el porcentaje de personas que declaran que la dedicación de la plantilla en tareas de exportación se ha mantenido estable o ha evolucionado al alza en el tercer trimestre del año.

El indicador balance[2] de contratación neta en el trimestre para actividades de exportación se sitúa en 3,7 puntos (8,1 en la encuesta anterior), mientras que el de la previsión a tres meses se queda en 1,6 puntos (2,9 en la encuesta anterior). Por su parte, el de la previsión a doce meses se sitúa en 9,1 puntos (12,3 en la encuesta anterior).

Destinos de exportación de la cartera de pedidos

El comportamiento de la cartera de pedidos en el tercer trimestre empeora en todos los destinos, principalmente en los europeos. Sin embargo, las previsiones para el cuarto trimestre son más favorables que en el trimestre actual para todas las áreas consideradas, excepto los países europeos fuera de la Unión Europea y Oceanía.

A largo plazo, los países a los que una mayor proporción de las empresas exportadoras españolas consideran como sus principales destinos vuelven a ser Alemania (40,6%) y Francia (40,3%).

[1] El ISAE es un indicador que resume la información proporcionada por las empresas entrevistadas acerca de la evolución de su cartera de pedidos de exportación en el trimestre de referencia y las perspectivas sobre la misma a tres y doce meses. Este indicador puede tomar valores entre -100 y +100, de manera que valores positivos indican una mejor percepción de la actividad exportadora y/o de las previsiones respecto de su evolución futura por parte de las empresas de la muestra y viceversa.

[2] Estos indicadores se construyen, referidos a la evolución de la plantilla contratada en tareas de exportación, como diferencia entre el porcentaje de empresas que señalan esa evolución al alza y el porcentaje de empresas que la señalan a la baja. Valores positivos indican una mejor percepción del empleo dedicado a actividades de exportación en el trimestre de referencia o de las previsiones respecto de su evolución futura por parte de las empresas exportadoras, y valores negativos indican lo contrario.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

© 2016 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad