Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

12 de septiembre de 2012

Los carburantes y los alimentos frescos elevan al 2,7% la inflación

  • La inflación subyacente, que excluye los elementos más volátiles del IPC, se mantiene en el 1,4%
  • Las rebajas de verano, más intensas que el pasado año, contienen los precios de los bienes industriales no energéticos

El Índice de Precios al Consumo (IPC) aumentó en agosto un 0,6% con respecto al mes anterior, lo que eleva la tasa interanual al 2,7%, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este repunte de cinco décimas en la tasa anual se debe sobre todo a la evolución de los componentes más volátiles del IPC, es decir, los productos energéticos y los alimentos no elaborados.

Los productos energéticos elevan su tasa anual hasta el 11,9% (4,1 puntos más que en julio) y los alimentos frescos crecen el 2,7% (0,7 puntos más que un mes antes). Los precios de los servicios suben en mucha menor medida, apenas una décima, hasta el 1,1% respecto de hace un año. En sentido contrario evolucionan los bienes industriales no energéticos, que reducen su tasa anual de inflación en tres décimas, hasta el 0,7%. A ello han contribuido en gran medida unas rebajas de verano más intensas que en la temporada anterior. Por su parte, los alimentos elaborados mantienen su tasa anual en el 3,2%.

La inflación subyacente (que excluye productos energéticos y alimentos frescos) se mantiene en el 1,4%, resultado de la moderación de los precios industriales no energéticos, la leve subida de los servicios y la práctica estabilidad de la alimentación elaborada.

La subida del 0,6% en la tasa mensual del IPC se explica también por el notable crecimiento de los precios de los productos energéticos (3% de subida respecto de julio), especialmente, carburantes y combustibles (4,2% de subida). También ha influido el aumento en los precios de los alimentos (un 0,4%), debido fundamentalmente a la alimentación fresca (0,9%). Por su parte, los servicios incrementan sus precios un 0,6% en relación a julio, lo que responde principalmente a turismo y hostelería (1,4% de subida en el mes) y, en menor medida, al transporte público (0,2%).

En sentido contrario, los bienes industriales no energéticos reducen sus precios un 0,5% respecto de julio. El descenso se nota especialmente en vestido y calzado (-1,1%) debido a que las rebajas de verano han tenido un impacto negativo superior a las del pasado año en el mismo mes de agosto (-0,2%).

El INE ha publicado también el IPC armonizado (IPCA) de agosto, cuya tasa anual se sitúa en el 2,7%, medio punto por encima de la registrada en el mes anterior. Al comparar con la tasa anual estimada para el conjunto de la zona euro, el diferencial sería desfavorable a España en una décima, frente a los -0,2 puntos porcentuales del mes anterior.

La evolución de los precios en agosto refleja el impacto de los elementos más volátiles, lo que ha permitido mantener estable la inflación estructural. Este elemento, junto a la moderación en los costes laborales, permite mantener unas expectativas de evolución de los precios acordes con la situación actual de la economía española.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad