Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

28 de noviembre de 2013

La economía española crece el 0,1% y sale de la recesión

  • Es la primera tasa intertrimestral positiva tras nueve trimestres consecutivos de caídas
  • El consumo y la inversión vuelven a tasas positivas, del 0,4% y el 0,2%, respectivamente
  • El empleo equivalente a tiempo completo se estabiliza por primera vez en cinco años

Según los resultados de la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR), publicados por el INE, el PIB en volumen, corregido de calendario y estacionalidad, registró en el tercer trimestre un crecimiento intertrimestral del 0,1%, primera tasa positiva después de nueve trimestres de caídas consecutivas. En términos interanuales, el PIB disminuyó un -1,1%, medio punto menos que en el trimestre anterior. En la zona euro el crecimiento intertrimestral fue también del 0,1%.

La demanda externa neta prolongó su evolución positiva, con una aportación de 1,4 puntos porcentuales a la tasa interanual del PIB, si bien inferior en siete décimas a la del segundo trimestre. Por el contrario, la demanda nacional restó 2,5 puntos al crecimiento, 1,2 puntos menos que en el trimestre anterior.

La menor aportación de la demanda externa neta al crecimiento interanual del producto fue consecuencia de una desaceleración de las exportaciones. Estas aumentaron un 4,7% interanual, casi cuatro puntos y medio menos que en el segundo trimestre. Mientras, las importaciones avanzaron un 0,7%, 1,8 puntos menos que en el periodo abril-junio.

También en términos intertrimestrales, las exportaciones y las importaciones mostraron menor dinamismo. Las primeras aumentaron un 2,2% (2,6% las de bienes y 1,2% las de servicios), 4,2 puntos menos que en el segundo trimestre, y las segundas aumentaron un 2,8% (5,2% en el trimestre previo). Las importaciones se vieron impulsadas por la favorable evolución de las compras de bienes (5,6%), que más que compensó el acusado descenso de la de servicios ( -7%). 

Entre los componentes de la demanda nacional destaca el repunte del gasto en consumo final de los hogares en el periodo julio-septiembre (0,4% intertrimestral) después de cinco trimestres de caídas consecutivas (-0,1% en el segundo). La formación bruta de capital fijo, por su parte, experimentó un avance del 0,2%, tras los descensos de los tres trimestres previos (-2% en el segundo). Esta recuperación de la inversión fue debida a la de bienes de equipo (1,1%), que creció por tercer trimestre consecutivo, así como a la inversión en activos fijos inmateriales, que creció un 4,2% tras el retroceso del 4,6% del trimestre previo. No obstante, la inversión en construcción registró una tasa trimestral negativa (-1%), si bien 3,7 puntos superior a la del segundo trimestre. Finalmente, la tasa intertrimestral del consumo de las Administraciones Públicas se situó en el 0,1%, un punto por encima de la del trimestre precedente.

Por el lado de la oferta, el VAB (valor añadido bruto) de las principales ramas de actividad aumentó en términos intertrimestrales, excepto el de la rama agraria que disminuyó un 1% (+0,4% en el segundo trimestre). La industria y los servicios se aceleraron tres y cinco décimas, respectivamente, hasta anotar tasas del 0,8% y 0,5%. La construcción registró una caída trimestral de 1,5%, 1,9 puntos menos intensa que la del segundo trimestre.

Respecto a las variables nominales, la tasa interanual del deflactor del PIB alcanzó el 0,4%, tres décimas menos que la registrada el trimestre anterior. Esta reducción de la tasa fue debida a la desaceleración del deflactor del consumo, que creció un 0,9%, dos décimas menos que en el trimestre precedente. Influyó también la caída del deflactor de la formación bruta de capital fijo (-3,4%) y de las exportaciones (-1,3%). El de las importaciones, por su parte, acentuó dos décimas el ritmo de descenso, hasta el 2,3%.

El empleo equivalente a tiempo completo se estabilizó en el tercer trimestre respecto al trimestre anterior, poniendo así fin a más de cinco años de caídas consecutivas. No obstante, en términos interanuales continuó registrando tasas negativas, -3,2%, si bien más moderada que la del segundo trimestre (-3,9%). Como consecuencia de la evolución del PIB y del empleo, la productividad por ocupado se desaceleró tres décimas en tasa anual, hasta el 2,1%. La remuneración por asalariado creció un 0,1%, de manera que los costes laborales unitarios disminuyeron un 1,9%, seis décimas menos que el trimestre anterior.

La economía española presentó una capacidad de financiación frente al exterior de 5.758 millones de euros en el tercer trimestre, superior en casi 3.000 millones de euros a la de un año antes. En porcentaje del PIB, ello supone una capacidad de financiación de 2,3%, más del doble que la del tercer trimestre de 2012 (1,1%).

En el tercer trimestre de 2013 la economía española ha salido técnicamente de la recesión gracias a que el consumo y la inversión han registrado tasas de crecimiento positivas. En este periodo no se ha destruido empleo en términos de contabilidad nacional, y continúa la mejora en las cuentas externas. Sobre estas bases más sólidas, esperamos iniciar un proceso de crecimiento económico sostenido para lo que es preciso continuar con la  consolidación fiscal y las reformas estructurales.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad