Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

11 de octubre de 2013

La inflación se modera al 0,3%, la tasa anual más baja en cuatro años

  • La contención del IPC de septiembre responde a todos los componentes, en especial, frutas y verduras
  • El diferencial con la zona euro pasa a ser favorable a España en 0,6 puntos, según estimación de Eurostat

El Índice de Precios al Consumo (IPC) registró un descenso intermensual del 0,2% en septiembre, frente al avance del 1% un año antes. En consecuencia, la tasa interanual ha disminuido 1,2 puntos porcentuales respecto a la de agosto, hasta el 0,3%, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es la tasa anual más baja desde noviembre de 2009.

A esta importante caída de la inflación han contribuido la totalidad de los grandes componentes del IPC, en especial, los alimentos no elaborados debido principalmente al descenso de frutas y verduras (-14,9% mensual). Ha influido igualmente el efecto escalón derivado de la subida de los tipos de IVA en septiembre de 2012 y la exclusión de diversos medicamentos de la financiación del Sistema Nacional de Salud.

Los productos energéticos han registrado una tasa anual del -3,7%, frente al -2,2% del pasado agosto. Dentro de estos, su principal componente, combustibles y carburantes, redujo su tasa anual desde el -1,1% del pasado agosto hasta el -2,3% de septiembre, como resultado de la moderación del precio de gasolinas y gasóleos.

Por su parte, la tasa anual de los alimentos no elaborados ha disminuido notablemente, 4,8 puntos porcentuales, hasta el 2,8%, debido a la intensa moderación de los precios de las frutas frescas. Estas han reducido su tasa anual casi 14 puntos porcentuales, hasta el 12%. Con este resultado se corrige parte del repunte se que viene registrado en estos productos desde la primavera pasada. La patata sigue siendo la partida más inflacionista de este grupo, con una tasa anual del 20,8%, a pesar de la reducción de 10,4 puntos respecto a agosto. En sentido contrario cabe mencionar la moderación de legumbres y hortalizas frescas y la carne de ovino, con tasas anuales de -4,6% y -4,1%, respectivamente.

La inflación subyacente o núcleo estable de los precios ha anotado una significativa disminución de ocho décimas, hasta el 0,8%, debido a la moderación de los precios de los Bienes Industriales no Energéticos (BINES) y de los servicios y, en menor medida, de los alimentos elaborados. La tasa anual de los BINES ha disminuido 1,2 puntos porcentuales desde agosto, hasta el -0,8%. Es resultado, principalmente, del mencionado descuento del escalón alcista del IVA en septiembre de 2012 y del correspondiente a la subida de la partida de medicamentos y material terapéutico de un año antes, rúbrica esta última que ha moderado su tasa anual 7,6 puntos, hasta el 0,3%.

Los servicios han reducido su tasa anual siete décimas, hasta el 1%, moderación que ha respondido a la mayoría de sus partidas, que descuentan ahora el efecto de la subida del IVA de un año antes; la rúbrica comunicaciones es la que muestra una mayor caída, con una tasa anual del -5,9%, 2,5 puntos menor que la del mes anterior. Por su parte, la alimentación elaborada, bebidas y tabaco reduce su tasa anual, desde el 3,3% de agosto hasta el 3%. Esta desaceleración responde, fundamentalmente, a las partidas en las que más se notó la subida del IVA un año antes, como son las bebidas alcohólicas, café, cacao e infusiones, azúcar, y otros preparados alimenticios. Los precios de aceites y grasas, a pesar de la moderación de los últimos meses, siguen liderando las tensiones inflacionistas de este grupo al registrar una tasa anual del 21,4%, 1,8 puntos porcentuales inferior a la de agosto.

La disminución mensual de dos décimas del índice general obedece, especialmente, a los alimentos frescos y a los servicios. Los primeros disminuyeron un 4%, debido principalmente a la caída registrada en frutas frescas (-14,9%). Los servicios redujeron sus precios un 0,8%, debido a la caída de su principal partida, el turismo y la hostelería, que retrocedió un 2,5%. En sentido contrario, cabe mencionar, la subida de vestido y calzado (4,6%), lo que tiene carácter estacional de cara a la nueva campaña de otoño invierno, y de las carnes de porcino (1,2%), ovino (1%), vacuno (1%) y ave (-0,2%).

Todas las Comunidades Autónomas han registrado caídas en las tasas anuales de inflación. Las Comunidades Autónomas con mayor tasa de inflación interanual en septiembre fueron Cantabria (0,8%), País Vasco (0,7%), Murcia (0,6%) y Castilla y León (0,6%). Las comunidades menos inflacionistas fueron Melilla (-0,7%), Canarias (-0,4%), Navarra y Ceuta, ambas con inflación nula.

En septiembre, la tasa anual del IPC a impuestos constantes aumentó ocho décimas, hasta el 0,3%, y la subyacente a impuestos constantes se elevó 1,1 puntos porcentuales, hasta situarse en el 0,7%. En el índice a impuestos constantes, la tasa anual de la energía fue del -4% (-4,8% el mes pasado) y la de los alimentos frescos del 2,9% (6,5% en agosto). Dentro del núcleo de la inflación subyacente a impuestos constantes, los precios de los BINES bajaron un 0,8% interanual (-1,8% en agosto), los alimentos elaborados subieron un 2,8% (1,9% el mes pasado) y los precios de los servicios aumentaron un 0,9% (-0,3% en agosto).

El INE ha publicado también el IPC armonizado (IPCA) de septiembre, cuya tasa anual se sitúa en el 0,5%, 1,1 puntos por debajo de la del mes anterior. Si se compara este dato con la tasa anual estimada por Eurostat para el conjunto de la zona euro (1,1%), el diferencial pasa a ser favorable para España en 0,6 puntos, frente a 0,3 desfavorable en el pasado agosto.

En definitiva, en el mes de septiembre se ha producido un descenso importante de la inflación, tal y como se preveía, de modo que se espera cerrar el año por debajo del 1%. Este resultado, de confirmarse, supondrá la corrección de uno de los tradicionales desequilibrios de la economía española. La contención de la tasa de inflación, unida a la esperada continuidad en la moderación de los salarios, permitirá que la producción nacional siga ganando competitividad, con el consecuente impacto positivo sobre las exportaciones, la creación de riqueza y el empleo.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad