Ministerio de Economía y Empresa - Gobierno de España

Estás en:

Resultados de la XI fase del proyecto "Línea Abierta"

Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio, y José María Lacasa, secretario general de la CEOE

27 de diciembre de 2012

El 70% de las empresas españolas aumentan sus oportunidades de negocio en la UE

  • Una de cada cinco empresas exportadoras encuentra algún problema en el Mercado Único y una de cada nueve algún obstáculo comercial
  • Las empresas españolas que más obstáculos han denunciado pertenecen a Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Galicia y Aragón
  • El obstáculo principal que denuncian es el retraso en los pagos por su efecto negativo sobre la liquidez de las pymes

El secretario de Estado de Comercio Jaime García-Legaz y el secretario general de CEOE José María Lacasa han presentado hoy los resultados de la XI fase de proyecto ‘Línea Abierta’. Según este estudio, el 69,85% de las empresas opina que han aumentado sus oportunidades de negocio dentro de la UE debido principalmente a la búsqueda de oportunidades fuera de España. Este dato supone un avance de casi cuatro puntos y medio porcentuales con respecto al resultado del estudio anterior (65,45%).

Mercancías

En la undécima fase se ha trabajado con un universo de 9.000 empresas representativas de cada uno de los sectores y Comunidades Autónomas de España.  Esta base de datos ha sido proporcionada por el ICEX.

Del total de empresas contactadas, se han mantenido entrevistas en profundidad con los responsables de exportación de 900 de ellas para retratar ampliamente los problemas encontrados en el Mercado Único Europeo.

A lo largo del Informe se diferencia entre dos categorías de problemas en función de su gravedad. Dificultades, problemas de menor entidad pero que son motivo de mayor complicación empresarial que la que se derivaría si se operara en el mercado nacional, aun cuando no sean necesariamente imputables siempre a un deficiente funcionamiento del Mercado Interior.

Obstáculos comerciales, aquellas medidas que las empresas identifican como desproporcionadas, discriminatorias o injustificadas, exigidas por los mercados de los países de destino como consecuencia de normativa legal obligatoria de dichos países. También se incluyen en este grupo las dificultades muy recurrentes u otras situaciones que, aunque no responden estrictamente a un incumplimiento de la normativa del Mercado Único, pueden generarse como consecuencia de un estado de indefensión o desventaja de la empresa exportadora española por razón de lejanía o extraterritorialidad administrativa y judicial respecto de su cliente comunitario.

Servicios

A raíz de la adopción de la Directiva 2006/123 relativa a los servicios en el Mercado Interior, se ha ampliado el proyecto ‘Línea Abierta’ para estudiar los problemas de las empresas españolas que ofrecen sus servicios en la Unión Europea. Hay que tener en cuenta que mercado de servicios genera en torno al 70% del PIB y del empleo total de los Estados miembro. Se pretende así no sólo detectar los obstáculos a la libertad de prestación de servicios que puedan impedir o dificulten la correcta implementación del Mercado Único, sino tratar conjuntamente la gestión de los mismos, para poder aprovechar los enormes beneficios que supone un mercado de medio millón de consumidores.

Se ha enviado un cuestionario a 500 empresas que prestan sus servicios en algún Estado miembro de la Unión Europea, con el fin de identificar los problemas que hayan podido encontrarse en el ejercicio de su actividad. De éstas, 22 empresas han encontrado algún problema en la prestación de sus servicios dentro del Mercado Único, en total 63 problemas, divididos en: 21 obstáculos y 42 dificultades.

Los obstáculos están relacionados con: trámites administrativos y libre circulación de servicios. Las empresas que han encontrado estos obstáculos pertenecen a los sectores de: servicios profesionales; servicios a empresas; y, servicios de construcción.

Este proyecto, realizado desde 1993 por la secretaría de Estado de Comercio en colaboración con el ICEX y la CEOE, se elabora para identificar obstáculos a la actividad de las empresas españolas en la UE en el marco del Mercado Único. La iniciativa está dirigida a que las empresas españolas puedan aprovechar al máximo el acceso ilimitado a los 500 millones de consumidores y a las más de veinte millones de empresas de la UE.

Conclusiones

1. De las 900 entrevistas realizadas durante la fase XI del proyecto Línea Abierta se desprende que 176 empresas señalan haber tenido algún tipo de problema con el funcionamiento del Mercado Único. Contabilizando el total de problemas señalados, dichas empresas manifiestan 689 problemas que afectan al comercio intracomunitario de sus productos. De todos los problemas, pueden ser considerados obstáculos comerciales 184, y son considerados dificultades 505. Valorando tales problemas, podría decirse que 1 de cada 5 empresas tiene problemas y 1 de cada 9 empresas detecta obstáculos comerciales dentro del Mercado Único.

Comparando estos datos con los de la Fase X, se observa que:

Fase X 1 de cada 6 empresas tiene problemas; Fase XI 1 de cada 5 empresas tiene problemas.

Pese a haber disminuido el número de obstáculos, el incremento de los problemas viene dado por el considerable aumento de las dificultades.

2. Los obstáculos comerciales que más trabas suponen para las empresas españolas son los relativos a las operaciones comerciales, en concreto los relacionados con los retrasos en los pagos. Dichos obstáculos suponen más del 50% de todos los obstáculos detectados.

Los retrasos en los pagos provocan un efecto negativo sobre la liquidez de las pymes y suponen la financiación de los clientes a costa de los proveedores.

3. Los obstáculos referidos a las normas técnicas ocupan el segundo lugar, por orden de importancia, suponiendo más del 25% del total de obstáculos. Entre ellos destacan los relativos a la falta de armonización de productos.

4. Los sectores con mayor número de obstáculos son: transformados y bebidas (20,11%), diversos (14,13%), textil (10,33%), bienes de equipo (10,33%), metales (8,15%). En total suman el 63,05% de todos los obstáculos encontrados.

5. Los obstáculos relacionados con el funcionamiento del Mercado Único están concentrados principalmente en los Estados hacia los que se dirigen la mayor parte de los productos españoles: Italia (22,38%), Francia (17,39%), Portugal (15,22%), Alemania (13,59%) y Reino Unido (7,61%). Entre los cinco Estados suman el 76,19% de todos los obstáculos recogidos.

6. Las empresas españolas que más obstáculos han denunciado pertenecen a Cataluña (28,80%), Comunidad Valenciana (14,13%), Castilla y León (10,33%), Galicia (7,61%) y Aragón (7,61%). Entre las cinco suman el 68,48% de todos los obstáculos.

En cuanto al grado de satisfacción con el Mercado Único, las Comunidades Autónomas con la valoración más alta son: Canarias y Cantabria con un 5 de media, siendo 5 el valor máximo, mientras que la satisfacción más baja la ha recogido Castilla‐La Mancha, con un 3,4 de media.

7. El 69,85% de las empresas entrevistadas opina que han aumentado sus oportunidades de negocio dentro de la Unión Europea, debido principalmente a la búsqueda de oportunidades fuera de España (por el 65,45% de la Fase X del proyecto).

8. Las dificultades más importantes para las empresas españolas son las relacionadas con la búsqueda de representantes comerciales en otros Estados miembro; las imposiciones técnicas de los clientes; los impagos; las exigencias sobre envases y embalajes y el reciclado de los mismos; la competencia desleal; y, los trámites administrativos y fiscales, principalmente los referidos a los retrasos en la devolución del IVA soportado.

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía y Empresa