Ministerio de Economía y Empresa - Gobierno de España

Estás en:

Rueda prensa CNT (foto EFE)

Rueda prensa CNT (foto EFE)

27 de agosto de 2015

La economía española crece el 3,1% interanual, el ritmo más alto en casi ocho años, y crea 477.400 empleos

  • El PIB se eleva el 1% en el segundo trimestre, una décima más que en el primero y el triple que la media de los países del euro
  • Aumenta dos décimas la contribución de la demanda nacional, hasta 3,3 puntos, y mejora la aportación del sector exterior
  • Los puestos de trabajo a tiempo complejo se elevan el 2,9% en el último año y se aceleran nueve décimas las horas trabajadas

La economía española creció el 1% en el segundo trimestre de este año respecto del primero y el 3,1% en los últimos doce meses, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Son tasas que recuperan los ritmos de crecimiento de 2007, es decir, previos a la recesión que se inició un año más tarde. Reflejan también que, en relación a la media de la zona euro, España crece a un ritmo que más que triplica la media de los países con los que compartimos moneda. La creación de empleo también se acelera, con un crecimiento del 2,9% en el último año, lo que supone 477.400 nuevos puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

Se trata de un crecimiento robusto y equilibrado que es el resultado de la corrección de los desequilibrios macroeconómicos acumulados y de las reformas llevadas a cabo. Tanto la demanda interna como la externa mejoran la aportación al crecimiento económico. El consumo y la inversión contribuyen al crecimiento interanual del PIB con 3,3 puntos porcentuales, dos décimas más que en el primer trimestre, y dan fortaleza a la recuperación de la economía española. El sector exterior resta 0,2 puntos, dos décimas menos que en el primer trimestre, dato que se explica por una aceleración de las exportaciones de un punto porcentual  (hasta el 6%), mientras que las importaciones lo hacen en 0,2 puntos (hasta el 7,2%). Estos datos demuestran el fuerte dinamismo del sector exterior español y son coherentes a su vez con la evolución de la demanda interna.

Entre los componentes de la demanda nacional, destaca el mayor ritmo de avance del gasto en consumo final de hogares, que se acelera tres décimas en términos intertrimestrales, hasta el 1%, con un crecimiento interanual que se mantiene en el 3,5%. El gasto en consumo final de las Administraciones Públicas, por su parte, se desacelera 1,3 puntos, hasta anotar una tasa intertrimestral del 0,4%.

La formación bruta de capital fijo se muestra más dinámica y anota un avance intertrimestral del 2%, seis décimas superior al del primer trimestre. Dicha mejora se explica por la aceleración de la inversión en bienes de equipo y activos cultivados, cuyo aumento alcanza el 3,2% intertrimestral, el doble que en el trimestre previo. A ello hay que añadir el mayor avance de los productos de la propiedad intelectual, que registra un crecimiento intertrimestral del 0,9% en el segundo trimestre, siete décimas superior al del primero. Por su parte, la inversión en construcción se desacelera dos décimas, hasta el 1,4% intertrimestral.

La menor detracción de la demanda externa neta al crecimiento interanual del PIB se debe a una aceleración de las exportaciones más acentuada que la de las importaciones, con tasas del 6% y 7,2%, respectivamente, superiores en 1 y 0,2 puntos a las del trimestre previo. En términos intertrimestrales, el crecimiento de las exportaciones alcanza el 1,6%, tasa que cuadriplica a la del trimestre precedente (0,4%) y las importaciones se aceleran casi dos puntos, hasta el 2,3%.

Desde la perspectiva de la oferta, el VAB (valor añadido bruto) del sector servicios se aceleró dos décimas en el segundo trimestre, anotando un incremento intertrimestral del 0,8%, y el VAB de agricultura intensificó en 2,3 puntos su ritmo de aumento, hasta el 2,8% intertrimestral. Por su parte, el VAB de la industria anotó una variación del 1,4%, medio punto inferior a la del trimestre anterior y el VAB de la construcción avanzó el 0,8%, seis décimas menos que en el trimestre precedente.

La tasa interanual del deflactor del PIB se sitúa en terreno positivo por segundo trimestre consecutivo, en el 0,6%, una décima por encima de la del primer trimestre. Esta ligera aceleración fue debida, principalmente, al repunte del deflactor de la inversión, cuya tasa de variación se duplicó hasta el 1,2%, y al mayor incremento del deflactor de las exportaciones (0,9%, tasa superior en medio punto a la del primer trimestre). En tasas interanuales, la construcción completa un año en positivo (5,8% en el segundo trimestre), Agricultura vuelve a tasas positivas (2,2%) y la Industria (3,5%) se acelera.

Finalmente, el empleo mantiene la tónica de aceleración iniciada el pasado año. El ritmo de creación de empleo equivalente a tiempo completo se intensificó en el segundo trimestre de 2015, una décima en términos intertrimestrales, hasta el 0,9%, lo que supone la creación neta de 152.600 puestos de trabajo equivalente a tiempo completo. En términos interanuales, el empleo creció un 2,9%, una décima más que de enero a marzo, lo que ha supuesto la creación de 477.400 puestos de trabajo equivalente a tiempo completo. Como consecuencia de la evolución del PIB y del empleo, la productividad por ocupado ha pasado de disminuir un 0,1% interanual en el primer trimestre a crecer un 0,2% en el segundo. La remuneración por asalariado se desacelera seis décimas en tasa interanual, hasta el 0,2%, de manera que los costes laborales unitarios (CLU) caen un 0,1% tras aumentar el 0,9% en el trimestre previo.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía y Empresa