Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

25 de julio de 2013

El paro baja en 225.200 personas y se crean 149.000 empleos

  • El número de desempleados se sitúa en 5.977.500 personas y la tasa de paro se reduce en 0,9 puntos, hasta el 26,3%
  • La tasa de temporalidad desciende al 23,1%, medio punto inferior a la de hace un año
  • El aumento en el número de ocupados contrasta con la destrucción de 15.900 empleos en igual periodo de 2012

En el segundo trimestre de 2013 el empleo aumentó en 149.000 personas respecto al trimestre anterior, según las estimaciones de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el INE. En el mismo periodo de 2012 se destruyeron 15.900 puestos de trabajo. Durante el último año se han  perdido 633.500 empleos, una caída del -3,64% frente al -4,58% del trimestre precedente. En cuanto al desempleo, su número disminuyó en 225.200 personas, mientras que en el mismo periodo del pasado año aumentó en 53.600. El número total de personas desempleadas bajó de los seis millones situándose en 5.977.500 y la tasa de paro descendió casi un punto hasta llegar al 26,26%.

Por sectores, la creación de puestos de trabajo se centró especialmente en el sector Servicios y la Agricultura. Sus niveles de ocupación aumentaron en 154.800 y 37.500 respectivamente. En cambio, la Construcción perdió 26.400 empleos e Industria 16.800.

Una vez ajustadas de factores estacionales (obtenidos con el modelo TRAMO-SEATS por el Ministerio de Economía y Competitividad), las cifras totales de empleo arrojan un aumento de unos 13.100 ocupados y una tasa intertrimestral del 0,1%. Esta cifra supone una mejora en la tasa trimestral de más de un punto frente a la anotada en el primer trimestre.

El aumento del empleo ha correspondido en 111.900 a los asalariados y 37.300 a los no asalariados. Por otro lado, este incremento de la ocupación procedió íntegramente del sector privado con 151.600 nuevos empleos netos mientras que el sector público redujo sus efectivos en 2.600 trabajadores. En términos desestacionalizados, tanto los ocupados del sector privado como los del sector público se mantuvieron prácticamente en los niveles del trimestre pasado, con una ligera variación positiva para los primeros y negativa para los segundos.

Según la estabilidad del empleo, se observa que el aumento del empleo asalariado ha sido de carácter temporal. Mientras que los trabajadores de contrato indefinido descendieron en 50.400, los trabajadores temporales aumentaron en 162.200. En relación a un año antes, los trabajadores con contrato indefinido disminuyeron un     -4,0%  y los trabajadores con contrato temporal frenaron su ritmo de caída hasta el   -6,9%  (algo más de cinco puntos). Tras este resultado, la tasa de temporalidad aumenta al 23,1%, un punto más que el trimestre precedente y medio punto menos que hace un año.

Los ocupados de jornada completa se incrementaron en 56.400 en el trimestre y los de tiempo parcial lo hicieron en 92.500. Respecto al mismo periodo de un año antes, los de tiempo completo disminuyeron en un -5,3% y los de tiempo parcial aumentaron el 5,9%. Estas tasas suponen una ralentización de la caída de 1,1 puntos en el primer colectivo y una moderación del ritmo de aumento de 0,3 puntos en el segundo. Tras estos resultados, el peso de los trabajadores a tiempo parcial aumentó en 0,4 puntos en el trimestre y en 1,5 puntos respecto a un año antes. La tasa de parcialidad que ya alcanza el  16,4 % constituye un máximo histórico.

La población activa disminuyó respecto al trimestre anterior  76.100  personas          (-0,3%). Al corregir de estacionalidad, esa tasa es del -0,2% (cuatro décimas inferior a la del primer trimestre). Respecto a un año antes, la población activa disminuyó en 349.100 personas, el -1,5% frente al -1,0% del trimestre anterior.

El descenso de la población activa responde a una disminución de la población mayor de 16 años de 43.200 personas menos frente al trimestre anterior y a una ligera reducción de algo más una décima de la tasa de actividad. Esta tasa se ha situado en el 59,5% y su disminución responde al descenso en dos décimas de la tasa de actividad de los varones. El retroceso de la población se ha repartido a partes iguales entre los nacionales y los extranjeros. Sin embargo, la reducción en el número de activos está sustentada en la pérdida de activos foráneos (-82.400) dado que la población activa nacional ha aumentado ligeramente (6.300 personas). En términos anuales, la población activa extranjera desciende a un ritmo al del           -6,1% mientras que la nacional lo hace  al -0,7%.

El paro descendió en 225.200 personas (en el segundo trimestre de 2012 se registró un aumento de 53.600). Una vez corregida la cifra de variaciones estacionales, este descenso se rebaja a 52.900. Cabe anotar, que la caída del paro en este segundo trimestre es la segunda en importancia de la serie histórica de la EPA (en el mismo periodo de 1999 se anotaron 226.800 parados). De esta manera, el total de parados se sitúa en 5.977.500 personas y la tasa de paro disminuye en 0,9 puntos alcanzando el 26,26% de la población activa. Al trabajar con datos destacionalizados esta tasa se reduce al 26,31% (- 0,2 puntos inferior a la del primer trimestre también corregida de estacionalidad).

La valoración de las cifras de la EPA es, en conjunto, positiva. En un trimestre en que la tasa final de crecimiento del PIB marcará una práctica estabilización de la actividad económica, la tasa trimestral de ocupación se acompasa a esta evolución, lo que supone una mejoría  en términos relativos respecto a los trimestres precedentes. Por otro lado, el descenso del paro se produce en una magnitud claramente superior al descenso de los activos, lo que apunta a que se está produciendo un punto de inflexión en la dinámica del mercado de trabajo. El Gobierno espera que estos avances se vayan afianzando en el transcurso de los próximos trimestres, especialmente a medida que el crecimiento del PIB retome el pulso positivo, para lo cual será imprescindible perseverar en la consolidación fiscal y en las reformas estructurales, a la vez que se mantiene el tono de moderación de rentas y de contención de los precios.

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad