Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

11 de julio de 2014

La inflación se modera al 0,1% en junio por los alimentos y la energía

El Índice de Precios al Consumo (IPC) aumentó un 0,1% en junio en tasa anual, una décima menos que en mayo, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta ligera moderación en la tasa de inflación responde fundamentalmente a la alimentación y a los productos energéticos, en especial a la energía eléctrica y a determinadas partidas de alimentación como aceites y grasas, frutas frescas y patatas, que continúan descontando en el presente ejercicio el fuerte repunte registrado un año antes. Los Bienes Industriales no Energéticos (BINES) han mantenido su tasa anual, mientras que los servicios la han aumentado ligeramente. En relación con el mes anterior, el IPC general no ha variado en junio.

La tasa anual de los precios de los alimentos no elaborados se ha reducido 1,1 puntos porcentuales en junio, hasta el -3,8%. Esta moderación se debe a diversas partidas como patatas y frutas frescas. Su tasa anual se ha moderado significativamente, al descontar los fuertes repuntes registrados un año antes como consecuencia de la adversa climatología en los meses del segundo trimestre de 2013. Las patatas y sus preparados han reducido su tasa anual en 9,8 puntos y las frutas frescas en 4,1 puntos, hasta el -19,7% y -9,6%, respectivamente. En general la mayoría de las partidas de la alimentación fresca han moderado su tasa de variación anual.

Los precios de los productos energéticos han registrado en junio una tasa anual del 2,6%, cuatro décimas menos que en el pasado mayo. Esta desaceleración se debe a la tarifa eléctrica ya que en dicho mes se ha devuelto a los consumidores lo cobrado de más en los seis primeros meses del año. La tasa anual de esta subclase ha bajado del 9,4% al 7,1%, resultado de una caída mensual del 2,1%. Los combustibles y carburantes, su principal partida, han incrementado en 0,3 puntos porcentuales su ritmo de variación interanual, hasta el 1,1%. Esta evolución está en línea con el incremento de los precios del petróleo.

La inflación subyacente se mantuvo en junio en el 0,0%, por segundo mes consecutivo. Esta estabilidad se ha debido a que la ligera subida de los servicios ha sido compensada por la evolución en sentido contrario de la alimentación elaborada. Los BINES han mostrado una posición neutra al mantener su tasa anual.

Los servicios aumentaron su inflación anual en el mes de junio en una décima, hasta el 0,3%, debido en gran medida a la rúbrica de transporte público interurbano que aumenta su tasa anual en 0,8 puntos porcentuales, hasta el 4,3%, como resultado de una nueva subida del transporte aéreo (3,1%). El turismo y hostelería mantiene su tasa de inflación anual en el 0,5%. Los precios de los BINES cayeron un 0,5% en tasa anual, igual que el mes anterior.

La alimentación elaborada, incluidos bebidas y tabaco, modera su tasa anual en junio cuatro décimas, hasta el 0,2%. Esta desaceleración se explica principalmente por la rúbrica de aceites y grasas, que anota una tasa anual del -14,4%, 2,6 puntos inferior a la del mes de mayo. En menor medida ha influido la tasa de variación más baja de otras partidas como azúcar, bebidas alcohólicas y leche.

El IPC se mantuvo estable en junio respecto al mes anterior, lo que se explica porque el abaratamiento de los precios de la alimentación elaborada y de los BINES compensó íntegramente el encarecimiento de los servicios y de la alimentación fresca, los productos energéticos no variaron. La alimentación fresca aumentó un 0,4% en el mes y la elaborada disminuyó un 0,3%, como resultado principalmente de descensos del 4,3% en patatas, en las legumbres y las hortalizas frescas (-3,3%), en aceites y grasas (-2,7%) y en azúcar (-1,8%) y la subida del 5,4% en frutas.

Los servicios aumentaron un 0,3% debido, fundamentalmente, al turismo y hostelería (0,7%) y, dentro de esta rúbrica, por las partidas de viaje organizado (4,3%) y hoteles y otros alojamientos (3,6%), así como por el transporte público interurbano (1,6%), en especial por la partida de transporte aéreo (3,1%) así como el seguro del automóvil (1,9%). Los precios de los productos energéticos no variaron en el mes, debido a que el crecimiento del 0,8% de su principal partida, los combustibles y carburantes fue compensado íntegramente por la caída de la tarifa eléctrica (-2,1%). Los precios de los BINES disminuyeron un 0,4% intermensual, debido principalmente al vestido y calzado, que cayó un 1,3% por la anticipación de las rebajas de verano.

De las 17 comunidades autónomas, cuatro han registrado en junio una tasa de inflación interanual superior a la media nacional. Las más inflacionistas han sido: Islas Baleares y País Vasco (0,5% ambas), Cataluña (0,4%) y Galicia (0,3%). En Castilla y León ha coincidido con la media nacional (0,1%) y el resto de comunidades presentan tasas inferiores a la media nacional: Aragón, Comunidad Valenciana, Madrid y Rioja con una inflación nula y el resto con inflación negativa, destacando como la más deflacionista Extremadura (-0,5%).

La tasa anual del IPC a impuestos constantes se ha situado en junio en el 0,1%, al igual que la del IPC general, una décima inferior a la del mes previo. La subyacente a impuestos constantes se ha mantenido en el 0,0%. La tasa anual de la energía se ha situado en el 2,7%, frente al 3% del mes de mayo, y la de los alimentos no elaborados en el -3,8% (-2,7% en mayo). Dentro del núcleo de la inflación subyacente a impuestos constantes, los precios de los BINES se han mantenido en el -0,5% en tasa interanual, los alimentos elaborados subieron un 0,1%, frente al 0,5% del mes previo, y los de los servicios aumentaron un 0,3%, una décima más que en el mes anterior.

El INE ha publicado también el IPC armonizado (IPCA) de junio, cuya tasa anual se sitúa en el 0,0%, dos décimas inferior a la del mes anterior. Si se compara este dato con la tasa anual estimada por Eurostat para el conjunto de la zona euro (0,5%), el diferencial de inflación continúa siendo favorable a España, en 0,5 puntos porcentuales, dos décimas más favorable que en el mes anterior.

En resumen, la inflación se ha moderado una décima en el mes de junio debido a la evolución de los precios de algunas de las partidas más volátiles del IPC, como la alimentación no elaborada, y los precios energéticos, especialmente la tarifa eléctrica. Esta contención de precios se valora positivamente, ya que facilita la continuidad de la moderación salarial, lo que tiene un impacto favorable sobre la competitividad de nuestra economía y las exportaciones. Además, permite el mantenimiento del poder adquisitivo de sueldos y pensiones, lo que favorece el consumo interno. En definitiva se trata de un dato favorecedor de la recuperación de la producción y el empleo.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

© 2016 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad