Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

02 de marzo de 2012

El Gobierno aprueba las previsiones para 2012 que contemplan un retroceso del 1,7% en la economía española

  • Las previsiones son realistas y están en consonancia con las realizadas recientemente por la Comisión Europea y otros organismos internacionales
  • Responden a un contexto exterior que se ha deteriorado en los últimos meses y a la decisión del Gobierno de reducir el déficit para cumplir con los compromisos europeos

El Gobierno ha dado hoy luz verde al nuevo cuadro macroeconómico para el ejercicio 2012, que contempla un retroceso del PIB del 1,7%. Esta previsión está en línea con la realizada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco de España. Es una estimación realista ante una situación económica muy complicada en el contexto internacional. Recoge el impacto del ajuste fiscal al que el Gobierno está comprometido con sus socios europeos.

La caída del 1,7% en el PIB para 2012 es consecuencia de un retroceso de la demanda interna del 4,6% que responde a un descenso del 1,4% en el consumo privado y del 11,5% en el de las Administraciones Públicas. La inversión retrocede el 6,9% lastrada por el sector de la construcción que se contrae un 7,8%. El sector exterior mantiene la contribución positiva al crecimiento, de 2,9 puntos en 2012, gracias a que las exportaciones crecen el 3,4% mientras que las importaciones se contraen el 5,9%.

El nuevo escenario macroeconómico contempla un retroceso del 3,7% en el empleo y un aumento hasta el 24,3% en la tasa de paro. Estos datos identifican cuál es el principal problema de la economía española y justifican la reforma laboral aprobada por el Gobierno. Sus efectos se empezarán a notar con más rapidez en la medida en que las empresas apliquen las medidas de flexibilidad interna y mejore el contexto general.

La economía española se enfrenta a un año difícil cuyo rumbo el Gobierno espera corregir con las medidas estructurales aprobadas. Además de la reforma laboral, la que ha afectado al sector financiero permitirá una recuperación del crédito y, en consecuencia, de la inversión y el empleo. El ajuste fiscal que acompaña al escenario macroeconómico permitirá sentar las condiciones de un modelo de crecimiento con bases más sólidas.

 

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad