Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

Iñigo Fernández de Mesa Vargas

Iñigo Fernández de Mesa Vargas

12 de junio de 2015

Los precios caen el 0,2% en mayo, cuatro décimas menos que en abril, por la energía y alimentos frescos

  • La inflación subyacente aumenta dos décimas, hasta el 0,5%, por los servicios, la alimentación elaborada y bienes industriales
  • El diferencial con la zona euro sigue favorable a España en 0,6 puntos lo que indica mejoras de competitividad

El Índice de Precios al Consumo (IPC) disminuyó un 0,2% en mayo en tasa interanual, según cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta tasa coincide con la adelantada por el INE a finales del pasado mes y supera en cuatro décimas a la de abril. Esta aceleración de los precios se ha reflejado en las principales partidas del IPC, especialmente en alimentación no elaborada y productos energéticos, los elementos más volátiles del índice general. En relación a un mes antes, los precios subieron el 0,5%, en especial, por energía y alimentos frescos.

Los precios de los productos energéticos registraron en mayo una tasa interanual del -6,4%, superior en ocho décimas a la del mes anterior. Esta suavización en la caída se debe a la partida de combustibles y carburantes, que moderado en 1,5 puntos el ritmo de descenso, hasta el --7,7%, debido al menor retroceso del precio de carburantes y lubricantes (-7,4%, frente al -9,5% del mes previo). La tasa de variación interanual de los precios de los alimentos no elaborados aumenta 2,1 puntos en mayo, hasta el 2,3%. Esta aceleración se debe principalmente a las frutas frescas y, en menor medida, a la rúbrica de legumbres y hortalizas frescas.

La inflación subyacente (que excluye los elementos más volátiles del IPC, como la alimentación fresca y energía) aumentó en mayo dos décimas, hasta el 0,5%. Este aumento responde al comportamiento alcista de la inflación de servicios, alimentación elaborada y bienes industriales no energéticos. Los servicios se aceleran tres décimas, hasta el 0,6%, la alimentación elaborada dos décimas, hasta el 0,9%, y los bienes industriales no energéticos una décima, hasta el 0,1%.

Dentro del grupo de servicios, la mayor tasa de inflación respondió a las rúbricas de transporte público interurbano, cuya tasa se sitúa en el 1,4% tras el descenso del 1,5% del mes anterior; a la de servicios telefónicos, que modera la reduce la intensidad de la caída a la mitad, hasta el 1,7%; y a la de turismo y hostelería, cuya tasa anual aumenta medio punto, hasta el 1,1%.

Los precios de los bienes industriales no energéticos incrementaron su tasa anual una décima en mayo, hasta el 0,1%. La evolución ligeramente alcista responde al comportamiento de los precios del vestido y calzado y de los automóviles. La alimentación elaborada, incluidos bebidas y tabaco, registra una tasa del 0,9%, frente al 0,7% del mes anterior, aumento que se explica, principalmente, por el repunte del precio de las frutas frescas, que aumentan el 6% interanual, tras el descenso del 1,2% del mes de abril.

En términos intermensuales, el IPC aumentó un 0,5% en mayo, tras la estabilización del mismo mes de 2014. Este avance se explica por el encarecimiento de todos sus componentes, especialmente de los más volátiles, alimentación no elaborada y energía. Los precios de los alimentos no elaborados crecieron el 1,4% intermensual, frente al descenso del 0,7% del mismo mes de 2014, debido en gran medida al repunte de las frutas frescas (9% tras el avance del 1,6% de mayo del pasado año). Los productos energéticos crecen un 1% intermensual, ocho décimas más que un año antes. Por su parte, los precios de los bienes industriales no energéticos aumentaron un 0,9% respecto al mes anterior, tasa dos décimas superior a la de un año antes, y los de los servicios crecieron un 0,1% en mayo respecto al mes precedente, tras el descenso del 0,3% del mismo mes de 2014.

La tasa anual del IPC en mayo aumentó en todas las comunidades autónomas. En siete de ellas se registraron tasas de inflación superiores a la media nacional: Islas Baleares (0,2%), Cataluña (0,1%), País Vasco (0%), Comunidad Valenciana, La Rioja y Madrid (-0,1% en todas ellas). Andalucía y Navarra mostraron una tasa de inflación del -0,2%, igual que la media nacional, Murcia (-0,3%), Aragón, Asturias, Cantabria y Galicia registraron una tasa del -0,4%, Castilla y León y Extremadura (-0,5% ambas), Canarias y Castilla la Mancha (-0,6%), Melilla (-0,7%) y Ceuta (-1%). La tasa anual del IPC a impuestos constantes se situó en mayo en el -0,2%, igual que la del IPC general.

El INE ha publicado también el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de mayo, cuya tasa anual se sitúa en el -0,3%, frente al -0,7% del mes anterior. Si se compara esta tasa con la estimada por Eurostat para el conjunto de la zona euro en abril (0,3%), el diferencial de inflación favorable a España se reduce una décima, hasta situarse en 0,6 puntos porcentuales.

En resumen, la tasa de variación anual del IPC ha aumentado en mayo cuatro décimas, debido a la evolución de los precios de todos sus componentes, en especial de los más volátiles, alimentación no elaborada y productos energéticos. La inflación subyacente ha subido dos décimas, hasta el 0,5%, encadenando cinco meses de valores positivos. Continúa, por tanto, la tendencia alcista de los precios y el diferencial de inflación favorable respecto a la eurozona, con el consiguiente efecto positivo sobre la competitividad de la economía española, lo que a su vez seguirá impulsando las exportaciones, la producción y el empleo.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad