Ministerio de Economía y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro

26 de septiembre de 2014

El Gobierno revisa al alza las previsiones de crecimiento de la economía y de creación de empleo

  • La economía española se acelera hasta el 1,3% este año y el 2% el próximo en un entorno europeo menos favorable
  • Se crean 622.000 empleos entre este año y el que viene tras seis ejercicios continuados de destrucción de puestos de trabajo
  • La tasa de paro acaba 2015 en el 22,2% de la población activa, porcentaje inferior al de finales de la Legislatura pasada

El Consejo de Ministros ha aprobado el escenario macroeconómico 2014-2015 en el que se recoge una revisión al alza de las previsiones en los dos ejercicios. Para 2014 se espera un crecimiento del 1,3%, una décima por encima de la última previsión de abril de este año, y un 2% para 2015, dos décimas superior. Esta mejora se produce pese a un entorno menos favorable, en especial, en la eurozona. La recuperación de la economía española se consolida con un crecimiento superior al de los países de la moneda única, lo que va a permitir la creación de 622.000 empleos entre los dos ejercicios tras seis años continuados de destrucción de puestos de trabajo. La tasa de paro cerrará 2015 en el 22,2% de la población activa, por debajo de la registrada en el último trimestre de 2011.

Gracias a las reformas llevadas a cabo, la economía española consiguió en el segundo trimestre de 2014 crecer (0,6%) por encima de la media de los socios de la zona euro (0,0%), lastrada por los principales países, Francia, Italia y Alemania. Las previsiones apuntan que en el conjunto del año el crecimiento (1,3%) también será superior. Los organismos internacionales han revisado ligeramente a la baja sus estimaciones para la eurozona en 2014, mientras que en el caso de España el proceso ha sido el contrario, también para 2015. Se espera que la eurozona recupere el ritmo de crecimiento el año que viene, gracias a un entorno financiero y fiscal más favorable y a las medidas de impulso decididas por el Banco Central Europeo (BCE). En este contexto, las previsiones aprobadas por el Gobierno para la economía española pueden calificarse de prudentes y realistas.

El escenario macroeconómico que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado de 2015, basado en el nuevo SEC-2010, se fundamenta en la consolidación del proceso de recuperación iniciado por la economía española el pasado año. Se estima un crecimiento medio anual del PIB en volumen del 1,3% en 2014, tras la caída del 1,2% de 2013, y una aceleración de siete décimas, hasta el 2%, en 2015. Dicho escenario se basa en la creación de empleo, el tono positivo de las expectativas tanto de consumidores como de empresas, la moderación de precios y salarios, la mejora gradual de las condiciones financieras para empresas y familias, la reforma fiscal y el dinamismo del sector exportador.

El crecimiento proyectado para la economía española en 2014 es consecuencia del comportamiento expansivo de la demanda nacional, que irá ganando peso de forma gradual.  Aportará 1,4 puntos porcentuales al avance del PIB tras seis años negativos (-2,7 puntos porcentuales en 2013) y 1,8 puntos el año que viene. A este crecimiento contribuirá tanto el consumo privado y la inversión en bienes de equipo, mientras que el ajuste en el sector de la construcción podría haber tocado fondo para iniciar la recuperación en 2015. El efecto combinado del progresivo aumento del consumo y la moderación de los costes laborales unitarios permitirán modestos aumentos de la inflación. Seguirán las mejoras de competitividad, al tiempo que se favorecerá el mantenimiento del poder adquisitivo de las rentas.

La demanda exterior neta drenará una décima porcentual a la variación anual del PIB en 2014, si bien en 2015 se prevé una corrección del patrón de crecimiento, con una aportación positiva tanto de la demanda nacional (1,8 puntos porcentuales) como de la externa (0,2 puntos porcentuales). La esperada recuperación de las economías europeas y la depreciación del tipo de cambio permitirán que las exportaciones se recuperen hasta crecer el 3,6% este año y el 5,2% en 2015. El saldo de la balanza por cuenta corriente seguirá en valores positivos y arrojará una capacidad de financiación frente al Resto del Mundo, del 1,5% del PIB, en 2014, y del 1,7% en 2015.

La reactivación de la economía española vendrá acompañada de un progresivo fortalecimiento del empleo, en un contexto de moderación de los costes laborales y de flexibilidad en el mercado de trabajo. El empleo crecerá un 0,7% en media anual este año (puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo), tras seis años de destrucción continuada de empleo, y se acelerará siete décimas en 2015, hasta el 1,4%. Estas previsiones son también superiores a las del Programa de Estabilidad de abril pasado, que situaban el crecimiento del empleo en el 0,6% y el 1,2%, respectivamente.

En términos EPA (Encuesta de Población Activa), el escenario previsto contempla la creación neta de 622.000 puestos de trabajo entre finales de 2013 y el cierre del próximo ejercicio. En ese periodo, el número de parados se reduce en 860.000. La tasa de paro disminuirá ya este año y el próximo, hasta situarse en el 22,2% de la población activa a finales de 2015. En promedio anual, la tasa de paro se reduce 1,4 puntos en 2014, hasta el 24,7% de la población activa, y casi dos puntos adicionales el próximo ejercicio, hasta el 22,9%.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

© 2012-2016 Ministerio de Economía y Competitividad