Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

20 de septiembre de 2013

La inversión extranjera crece un 11,3% y supera los 8.600 millones de euros

  • El 83,7% de la inversión es de ‘nueva producción’ o ‘greenfield’ a través de nuevas constituciones y ampliaciones de capital
  • La inversión extranjera neta arroja un saldo positivo de 6.629 millones de euros frente al saldo negativo de 11.550 millones del primer semestre de 2012
  • La inversión productiva, que excluye la inversión en entidades de tenencia de valores extranjeros, representa un 80% del total
  • La desinversión extranjera se redujo un 89,5% interanual, desde los 19.103 millones de euros del primer semestre de 2012 hasta los 2.000 millones de euros en el mismo periodo de 2013
  • El 77% de la inversión extranjera se concentró en tres sectores: actividades financieras y de seguros, industria manufacturera y construcción
  • El 86 % de la inversión se concentró en Madrid, Cataluña y Baleares

La inversión bruta total en participaciones en el capital de empresas residentes en España se incrementó en el primer semestre de 2013 un 11,3% respecto al primero de 2012, y pasó de 7.753 a 8.629 millones de euros, de acuerdo con los datos del Registro de Inversiones de la Secretaría de Estado de Comercio.

La inversión neta total (resultante de la inversión bruta menos la desinversión), por su parte, pasó desde un saldo negativo de 11.350 millones de euros en el primer semestre de 2012 a un saldo positivo de 6.629 millones de euros en los seis primeros meses de 2013.

En un desglose por tipologías de inversión, la inversión extranjera productiva total (excluye las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros -ETVE-), se concentró en este semestre prácticamente en su totalidad en sociedades residentes no cotizadas en Bolsa. Dicha inversión productiva, que representó casi un 80% de la inversión bruta total, ascendió en el primer semestre de 2013 a 6.818 millones de euros, lo que supone una muy leve disminución del 0,2% respecto al mismo periodo del año anterior. La inversión en ETVE, por su parte, en sus componentes bruto y neto, registró tasas de crecimiento interanuales del 97% y 110%, respectivamente.

Excluyendo las ETVE, la inversión extranjera en este período se concentró en un 83,7% en la llamada inversión de ‘nueva producción’ (5.706 millones de euros), esto es, en nuevas constituciones y ampliaciones de capital, mientras que las adquisiciones de sociedades ya existentes recibieron sólo el 16,3% de la inversión (1.112 millones de euros). Estos porcentajes son similares a los registrados en el primer semestre de 2012.

Desde el punto de vista geográfico, y considerando los países de origen último, que son los países de donde procede la inversión en última instancia -excluyendo países de tránsito fiscal-, se observa que la inversión bruta de los cinco primeros países inversores en el actual semestre (Francia, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos), concentró el 60% del total (4.094 millones de €). Dentro de este subgrupo, la caída de la inversión de EEUU (-75,8%) y del Reino Unido (-24,5%) se vio más que compensada por el fuerte incremento de la inversión recibida de Francia (+352%) y de Luxemburgo (+118%).

Los países de la OCDE siguen teniendo el mayor peso relativo con un 87,6% de la inversión recibida por nuestro país, y destaca especialmente el peso de los países que forman el subconjunto UE-15. Sólo estos 15 países aportaron el 72,3 % del total de la inversión bruta y su inversión aumentó un 13,9% interanual. Latinoamérica, por su parte, con un peso del 7,5% del total, aumentó un 221% respecto al mismo período del año anterior.

Inversión por sectores

En el plano sectorial, la inversión extranjera del primer semestre de 2013 está concentrada en tres sectores: actividades financieras y de seguros, industria manufacturera y construcción. Estos tres sectores captaron el 77% del total de la inversión bruta (4.275 millones de €), en tanto que el resto de los sectores, hasta 15 grandes sectores, absorbieron el 23% restante de la inversión recibida. Deben mencionarse, por su progresión, los sectores de hostelería y de transporte y almacenamiento, cuyas tasas de crecimiento interanuales se situaron en el 640% y 534%, respectivamente.

A nivel de CC.AA., cabe señalar que la inversión extranjera recibida presenta un alto grado de concentración, derivada del efecto sede, esto es, del reparto de la inversión en función de donde esté localizada la sede. Y no es de extrañar que, al estar las sedes ubicadas mayoritariamente en las Comunidades de Madrid y Cataluña, estas Comunidades hayan sido receptoras del 51,9% y 24,4% del total, respectivamente. Entre las dos, por tanto, reciben el 76,3% del total. Asimismo, es destacable el importante aumento tanto en términos relativos como absolutos que anotó la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares en estos primeros seis meses del año.

Finalmente, debe destacarse el buen comportamiento que ha tenido la desinversión en este periodo, si lo comparamos con idéntico periodo del 2012. En el primer semestre del año la desinversión ascendió a 2.000 millones de euros frente a los 19.103 millones de euros del primer semestre de 2012. La desinversión extranjera se ha reducido prácticamente en todos sus componentes, la total en un 89,5% y la desinversión productiva (excluyendo ETVE) en un 10,5%.

* Los cuadros de inversión extranjera en España en enero-junio de 2013 se ofrecen en el anexo "Ver noticia"

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad