Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

27 de enero de 2012

El número de parados aumentó en 295.300 personas en el cuarto trimestre, hasta los 5,273 millones de trabajadores

  • En el último trimestre de 2011 se destruyeron 348.700 empleos, lo que refleja el deterioro de la actividad económica al cierre del pasado año
  • La necesidad de una reforma laboral profunda se hace más urgente y es clave para recuperar la confianza y la creación de empleo

El número de parados aumentó en 295.300 personas entre los meses de octubre y diciembre, un incremento del 3,3% respecto al tercer trimestre, según los datos de la Encuesta de Población Activa publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística. La cifra total de parados se situó en 5,273 millones de personas. De esta forma, la tasa de desempleo alcanzó el 22,85%, un incremento de 1,3 puntos porcentuales.

Este resultado es consecuencia de una importante reducción del número de ocupados (-348.700 personas), combinado con una ligera caída de la población activa (-53.400 personas). El mayor ritmo de destrucción de empleo en el pasado trimestre pone de manifiesto la contracción que experimentó la economía española en los últimos tres meses del pasado año.

La tasa de temporalidad también aumentó en el cuarto trimestre, hasta situarse en un 25%. Esto es debido a que los asalariados con contrato indefinido se redujeron un 3,4%, mientras que aquellos trabajadores que cuentan con un contrato temporal lo hicieron un -2,5%. Por su parte, los ocupados a tiempo completo se redujeron también un 3,7% en tasa interanual y aquellos con un contrato a tiempo parcial lo hicieron en menor medida, un 0,7%.

La destrucción de puestos de trabajo en el cuarto trimestre afectó al conjunto de sectores productivos de la economía, con la única excepción del sector agrícola. La construcción sigue siendo el sector que más puestos de trabajo destruye, con una caída interanual del 18,8%. En el caso de la industria, se acentuó la destrucción de empleo, con una caída del 3,7%, y en el sector servicios el empleo continúa en tasas negativas (-1,6%), lo que contrasta con los datos favorables de los primeros seis meses del año.

La negativa evolución del mercado laboral afectó en mayor medida a los varones, con una caída del 4% en la ocupación, que a las mujeres (-2,4%). No obstante, los varones siguen registrando una tasa de desempleo menor (22,6% frente a 23,3%). La falta de ocupación incide especialmente en los trabajadores más jóvenes, ya que a medida que aumenta la edad de los asalariados la destrucción de empleo se reduce. Entre los trabajadores de edades más avanzadas se crea empleo.

Además, el número de hogares en los que todos sus miembros están en paro aumentó en 150.000, lo que supone un 9,1% del conjunto. En total, 1,57 millones de hogares se encuentran en esta situación.

Estos resultados muestran el lado más severo de la caída de la actividad económica en el último trimestre del año pasado, y revelan un problema específico de funcionamiento del mercado de trabajo en España. Por tanto, con esta evidencia se pone de manifiesto la necesidad de llevar a cabo una reforma del mercado de trabajo completa, equilibrada y valiente.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad