Ministerio de Economía y Empresa - Gobierno de España

Estás en:

06 de marzo de 2018

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y ASPAPEL presentan la Agenda Sectorial de la Industria Papelera

Begoña Cristeto, secretaria general de Industria y de la PYME, y Enrique Isidro, presidente de ASPAPEL, han presentado hoy en el Auditorio 200 del Museo Reina Sofía de Madrid la Agenda Sectorial de la Industria Papelera elaborada conjuntamente por MINECO y ASPAPEL, que recoge 25 medidas para impulsar la competitividad de la industria papelera.

La Agenda del papel es la segunda que se presenta, tras la del automóvil y ha sido elaborada conjuntamente por MINECO y ASPAPEL. En ella se han definido 25 medidas de impulso a la competitividad del sector, agrupadas en cuatro bloques: innovación, digitalización y formación de capital humano y empresarial; sostenibilidad industrial, energía y logística; dimensión empresarial, regulación y financiación, e internacionalización. En la elaboración de la Agenda han participado también los cinco ministerios competentes en estos asuntos: Energía, Turismo y Agenda Digital; Empleo y Seguridad Social; Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; Fomento; Asuntos Exteriores y Cooperación).

Con esta iniciativa, la bioindustria circular del papel se sitúa como uno de los sectores estratégicos especialmente relevantes en la reindustrialización de nuestro país. Una industria comprometida con la ecoeficiencia, que juega un papel protagonista en la nueva bioeconomía y es un referente del nuevo modelo industrial de economía circular.

“La industria papelera española —señaló la secretaria general de Industria— es uno de los grandes productores europeos de papel y celulosa. Con 71 fábricas de papel y 10 fábricas de celulosa desempeña un importante papel en la generación de empleo y riqueza en nuestro país”.

“La mejora en la calidad del producto y en la eficiencia de los procesos de fabricación de las últimas décadas —afirmó Cristeto— se ha logrado de forma compatible con un elevado compromiso medioambiental y de sostenibilidad de la industria papelera. Hoy los retos son otros: la imparable digitalización de las plantas para competir en el mercado global, la mejora de la eficiencia energética y la reducción del consumo de recursos. El sector del papel hace ya años que ha incorporado a sus procesos y puesto en práctica los conceptos de lo que hoy denominamos economía circular”.

La secretaria general de Industria y de la PYME añadió que desde el Ministerio de Economía Industria y Competitividad ya se está trabajando para contribuir de forma eficaz en la aplicación de las medidas recogidas en la Agenda para que nuestra industria papelera siga escalando en competitividad.

El presidente de ASPAPEL, Enrique Isidro, explicó que la industria papelera española es un sector fuertemente inversor, con inversiones que superan el 8% de la facturación, una industria que exporta más de la mitad de su producción y es motor de una potente cadena de valor, de creación de empleo y riqueza.

“El sector tiene una clara visión de futuro —aseguró el presidente de ASPAPEL— y trabajamos para posicionarnos como la bioindustria del futuro, referente en economía circular y motor de reindustrialización sostenible. En colaboración con la Administración, los fabricantes de papel y celulosa recogemos en esta Agenda todas estas aspiraciones y las líneas de actuación necesarias para hacer realidad la potencialidad del sector. Esta Agenda Sectorial del Papel es un punto de partida y un marco de trabajo para avanzar en la mejora de la competitividad y el fortalecimiento del sector, desde la colaboración Administración-industria”.

La agenda identifica las claves de competitividad del sector, las palancas clave que permitirán impulsar su crecimiento y las medidas concretas de actuación para afrontar los retos y aprovechar las oportunidades que se presentan. Las medidas de actuación que recoge la Agenda incluyen el impulso a la innovación, con una política de I+D+i y desarrollo tecnológico y digital, complementada con una política de formación y empleo dirigida al desarrollo del talento y la capacitación de los trabajadores de cara a estos nuevos retos.

Se incluyen también medidas de política energética y política de infraestructuras logísticas y de transporte, enfocadas a la mejora de la eficiencia, competitividad y sostenibilidad de la industria. Y, como no podía ser de otro modo en un sector que destina a mercados exteriores más de la mitad de su producción de recogen asimismo medidas para una política de internacionalización y comercio exterior, que facilite el acceso a los mercados exteriores.

La Agenda señala que una industria 4.0, una industria inteligente, necesita una regulación igualmente inteligente, que evite la inseguridad jurídica, la sobrerregulación y garantice la unidad de mercado. Y finalmente, para hacer realidad ese conjunto de políticas, se recoge la necesidad de financiación en condiciones mejoradas y ayudas a la inversión industrial.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía y Empresa