Ministerio de Economía y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

11 de mayo de 2012

El IPC aumenta un 1,4% en abril y la tasa interanual sube dos décimas, hasta el 2,1%

  • La inflación subyacente, que excluye los elementos más volátiles del IPC, disminuye una décima y se sitúa en el 1,1%

El Índice de Precios al Consumo (IPC) aumenta un 1,4% en el pasado abril respecto al mes anterior, dos décimas más que un año antes, y la tasa interanual sube dos décimas, hasta el 2,1%. Tras este resultado, la tasa interanual crece por primera vez desde el pasado septiembre, pero a lo largo del primer cuatrimestre del año anota un recorte de tres décimas. El incremento de la inflación es debido al alza de los productos energéticos, especialmente de la tarifa eléctrica para usos domésticos, del gas manufacturado y butano; y de la alimentación, especialmente del tabaco. 

Al excluir los elementos más volátiles del IPC -alimentos no elaborados y productos energéticos- la tasa interanual de inflación subyacente disminuye una décima y se sitúa en el 1,1%, con lo que a lo largo del primer cuatrimestre del año este indicador estructural baja cuatro décimas. La moderación de abril se debe a la evolución de los Bienes Industriales no Energéticos y de los servicios, que han compensado ampliamente la aceleración de la alimentación elaborada, derivada de la subida del tabaco.

El INE ha publicado también el IPC armonizado (IPCA) del mes de abril, cuya tasa anual se sitúa en el 2%, dos décimas por encima de la registrada en el mes anterior. Esta tasa coincide con el indicador adelantado del IPCA publicado el 27 de abril. Comparando con la tasa anual estimada para el conjunto de la Unión Monetaria, el diferencial a favor de España se situaría en seis décimas, frente a –0,9  puntos porcentuales del mes anterior.

El alza intermensual del IPC en abril se explica por la contribución de todos los grandes grupos. Los productos energéticos -donde destacan las subidas de la tarifa eléctrica para usos domésticos, del gas manufacturado y del gas butano- suben un 2,9%. Los alimentos anotan una subida del 0,6%, destacando el aumento del tabaco (3,9%). En los bienes industriales no energéticos (con un alza del 9,9% en vestido y calzado derivado de la fijación de precios para la campaña primavera verano) la variación intermensual es del 2,7%. En cuanto a los servicios, el crecimiento sobre el mes de marzo es del 0,5 %, centrada sobre todo en turismo y hostelería.

Respecto a un año antes, la alimentación –productos frescos y elaborados- y los productos energéticos muestran una evolución alcista, en tanto que los bienes industriales no energéticos y los servicios -componentes que habitualmente tienen un mayor grado de estabilidad- se moderaron.

En efecto, la tasa anual de alimentación elaborada sube dos décimas, hasta el 2,9%, debido a la ya comentada subida del tabaco, y la de los alimentos sin elaboración aumenta en siete décimas, hasta el 2,1%. La mayor subida se produce en los productos energéticos, cuya tasa anual crece 1,4 puntos porcentuales, hasta el 8,9%.

Los bienes industriales no energéticos moderan dos décimas su tasa anual, hasta el 0,1%, con lo que retorna al nivel del pasado febrero. La inflación en servicios baja una décima (hasta el 1,1%). Cabe destacar la favorable evolución del sector servicios, que en lo que va de año anota un recorte de seis décimas y de 1,1 puntos desde abril de 2011.

Pese al aumento de dos décimas en el índice general, la evolución de los precios en abril es positiva. El alza es atribuible a la subida de los elementos más volátiles, como los alimentos, y a subidas puntuales de la energía. Sin embargo, la inflación subyacente, que es el indicador más adecuado para identificar las tendencias de precios, se reduce una décima en abril y cuatro décimas en lo que va de año.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Síguenos en ...

2013 ® Ministerio de Economía y Competitividad