Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

Ministro de Economía y Competitividad

Ministro de Economía y Competitividad

26 de mayo de 2016

La economía crece un 0,8% y crea más de medio millón de empleos

  • El PIB aumenta en el primer trimestre un 3,4% en términos interanuales, casi dos puntos más que la media de la zona euro
  • La composición del crecimiento es más equilibrada con una aportación de la demanda nacional de 3,8 puntos
  • La creación de empleo se acelera dos décimas, hasta el 3,2%, la tasa más elevada desde el segundo trimestre de 2007

 

 La economía española registró en el primer trimestre de 2016 un crecimiento intertrimestral del 0,8%, igual que en los dos trimestres previos y superior en tres décimas al de la zona euro. En términos interanuales, el PIB aumentó un 3,4%, una décima menos que en el trimestre anterior y casi dos puntos más que el de la zona euro (1,5%). La creación de empleo crece un 0,9% en el trimestre y un 3,2% respecto de hace un año, lo que se traduce en la creación de 533.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en los últimos doce meses.

La composición del crecimiento es más equilibrada, con una contribución de la demanda nacional al avance interanual del PIB de 3,8 puntos porcentuales, tres décimas menos que en el trimestre precedente, y una aportación de la demanda externa neta de -0,4 puntos, dos décimas menos negativa que la del trimestre anterior.

En términos intertrimestrales, entre los componentes de la demanda nacional destaca el mayor ritmo de avance del gasto en consumo final de hogares, una décima hasta el 0,9%, mientras que la formación bruta de capital fijo se desacelera siete décimas, anotando una tasa del 0,4%. La desaceleración de la inversión se explica por el menor dinamismo de la inversión en bienes de equipo y en productos de la propiedad intelectual, que han reducido su ritmo de crecimiento en seis décimas y un punto, respectivamente, hasta el 1,3% y 0,2%, así como por la caída de la inversión en construcción (-0,2%), después de casi dos años de aumentos ininterrumpidos (0,6% en el cuarto trimestre de 2015). Por su parte, el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas, se incrementó en el primer trimestre un 0,8%, cuatro décimas más que en el trimestre anterior.

La menor detracción de la demanda externa neta al crecimiento interanual del PIB se explica por una desaceleración de las importaciones superior a la de las exportaciones. Así, las exportaciones se incrementaron un 3,7% respecto al primer trimestre de 2015, 1,6 puntos menos que en el trimestre precedente, y las importaciones avanzaron un 5,4% interanual, 2,3 puntos menos que en el último trimestre del pasado año.

En términos intertrimestrales, las exportaciones disminuyeron en el primer trimestre un 0,5%, después de más de dos años de aumentos continuados (0,9% en el cuarto trimestre de 2015) y las importaciones mantuvieron el ritmo de avance estabilizado en el 0,3%. A su vez, la caída de las exportaciones fue debida a la contracción de las exportaciones de servicios, que se redujeron el 1,7%, mientras que las exportaciones de bienes registraron una tasa de variación nula.

Desde la perspectiva de la oferta, el Valor Añadido Bruto (VAB) de la industria se incrementó el 0,7% intertrimestral en el primer trimestre del año, cuatro décimas más que en el trimestre anterior, y el VAB del sector servicios se aceleró tres décimas, hasta el 0,9%. Por el contrario, el VAB de la construcción pasó de crecer un 1,5% en el último trimestre de 2015 a prácticamente estabilizarse (-0,1%), y el VAB de agricultura registró una tasa negativa (-1%), frente al incremento del 2,7% del trimestre precedente. 

El ritmo intertrimestral de creación de empleo, en términos de puestos de trabajo equivalente a tiempo completo, aumentó tres décimas en el primer trimestre, hasta situarse en el 0,9%. En términos interanuales, el empleo se aceleró dos décimas, hasta el 3,2%, la tasa más elevada desde el segundo trimestre de 2007. Ello supone un incremento neto de 533 mil empleos equivalentes a tiempo completo en los últimos doce meses. Como consecuencia de la evolución del PIB y del empleo, la productividad por ocupado modera tres décimas el ritmo de crecimiento interanual, hasta el 0,2%. Por su parte, la remuneración por asalariado se reduce un 0,3%, tras el incremento del 0,9% del cuarto trimestre del pasado año, de manera que los costes laborales unitarios disminuyen un 0,5%, frente al aumento del 0,4% del trimestre anterior.

La tasa interanual del deflactor del PIB se situó en el primer trimestre de 2016 en terreno negativo (-0,2%), después de cuatro trimestres de aumentos consecutivos. Esta caída se explica, principalmente, por el descenso del deflactor del consumo (-0,7%) y de las exportaciones (-1,7%).

El PIB nominal se desaceleró más de un punto en el primer trimestre, hasta anotar una tasa interanual del 3,2%, frente al avance del 4,3% del trimestre anterior. Respecto a la distribución primaria de las rentas, dicha desaceleración se debe a la evolución de sus tres principales componentes. La remuneración de los asalariados creció el 3,2% interanual, 1,1 puntos menos que en el trimestre previo, el excedente bruto de explotación/rentas mixtas se desaceleró un punto, anotando un crecimiento del 2,5%, y los impuestos netos de subvenciones sobre la producción y las importaciones moderaron el ritmo de avance nueve décimas, hasta el 6,4%.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad