Ministerio de Economía y Empresa - Gobierno de España

Estás en:

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa

25 de abril de 2013

El paro sube hasta los 6,2 millones, a un ritmo inferior al del año anterior

  • En el primer trimestre de 2013 se perdieron 322.300 empleos, 52.000 menos que en el mismo periodo de 2012
  • La tasa de temporalidad se reduce 1,7 puntos en el último año, hasta el 22,1%, la más baja desde el segundo trimestre 1983

Según las estimaciones de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el INE, en el primer trimestre de 2013 el empleo disminuyó en 322.300 personas respecto al trimestre anterior, lo que representa una caída inferior en 52.000 a la experimentada en el mismo trimestre de 2012. En el último año se han perdido 798.500 empleos (un 4,6%), lo que supone moderar el ritmo de caída respecto de la registrada en el trimestre anterior (-4,8%). En cuanto al desempleo, el número de parados aumentó en 237.400 personas, cifra inferior en 128.600 personas a la registrada en igual periodo del año anterior. La tasa de paro aumenta en algo más de un punto, hasta el 27,16%, y la cifra total de personas sin trabajo se eleva a 6.202.700.

La destrucción de puestos de trabajo en el primer trimestre de 2012 afectó especialmente al sector servicios cuyo nivel de ocupación disminuyó en 170.500 puestos de trabajo, el 52,9% de la disminución del total del empleo. A gran distancia le siguieron construcción e industria, con reducciones intertrimestrales de 24.200 y 66.800, respectivamente. En agricultura se perdieron 60.800 empleos.

Una vez ajustadas de factores estacionales, las cifras totales de empleo arrojan una pérdida que se situaría en unos 186.800 ocupados, con una tasa de caída del -1,1%, frente al -1,38% del trimestre anterior.

La pérdida de empleo asalariado afectó tanto a los temporales como a los indefinidos, pero el primer colectivo lo acusó con mucha más intensidad. Los trabajadores temporales disminuyeron en 194.400 en el trimestre y en 118.400 los ocupados con contrato indefinido. En relación a un año antes, los trabajadores con contrato indefinido disminuyeron un 3,5%, una décima menos, y los trabajadores con contrato temporal frenaron el ritmo de caída en algo más de una décima, hasta el 12,1%. Tras este resultado, la tasa de temporalidad se reduce en 0,9 puntos porcentuales en el trimestre, hasta el 22,1%, y respecto a un año antes se reduce en 1,7 puntos. Esta tasa es la más baja desde el segundo trimestre de 1983.

Según la jornada laboral, los ocupados a tiempo completo disminuyeron a un ritmo anual del 6,4% mientras que los de tiempo parcial aumentaron al 6,2%, tasas que suponen una ligera moderación de la caída de 0,1 puntos en el primer colectivo y un aumento de 0,5 puntos en el segundo. Tras este resultado, el peso de los trabajadores a tiempo parcial aumenta en 0,7 puntos en el trimestre y 1,6 puntos respecto a un año antes, hasta el 16 %, tasa que constituye un máximo histórico.

El empleo disminuyó en el trimestre en 71.400 en el sector público y en 251.000 en el privado, cifras que suponen ritmos de caída interanual del 8,3% y del 3,8% respectivamente. Estas tasas representan una intensificación de la caída de 1,3 puntos en el empleo público y una moderación de medio punto en el privado.

La población activa disminuyó en 85.000 personas en el primer trimestre, lo que supone una tasa de variación del -0,4%. Respecto a un año antes, la población activa disminuyó en 235.300 personas, el -1%, frente al -0,7% del trimestre anterior.

El descenso de la población activa responde a una disminución de la población (63.500 personas menos que en el último trimestre de 2012 dentro del colectivo en edad de trabajar, entre 16 y 64 años) y, en menor medida, a la reducción en una décima de la tasa de actividad (59,7%), más acusada entre los varones. Tanto el retroceso de la población como el del número de activos derivan principalmente de la pérdida de población extranjera, dado que la nacional se ha reducido en muy pequeña medida. La población extranjera de más de 16 años ha caído a una tasa anual de 4,3% y dentro de ella los activos, a un 5,1%.

El paro aumenta en 237.400 personas (104.000 al corregirlos de estacionalidad). El incremento del número de parados, una vez desestacionalizado, pasa del 2,04% en el último trimestre al 1,74% en el primero de 2013. La tasa anual también se ralentiza sensiblemente, del 13,1% al 10% en los mismos períodos. El total de parados se sitúa en 6.202.700 personas y la tasa de paro se incrementa en 1,1 puntos, hasta el 27,2% de la población activa. Con datos desestacionalizados esta tasa se reduce al 26,6%, 0,5 puntos por encima de la del trimestre anterior. 

Los datos de la Encuesta de Población Activa reflejan que la economía española se encuentra todavía en una fase recesiva, pero indican que se van suavizando los ritmos de caída del empleo y de aumento del paro, en paralelo a la moderación estimada en la caída de la actividad. Esta ralentización se produce pese a que el primer trimestre del año suele ser negativo para el empleo en España desde el punto de vista estacional. Es previsible que la tendencia hacia una mejoría se afiance en próximos trimestres, en línea con la estimación de una progresiva mejora en la actividad productiva y la vuelta al crecimiento económico.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

©2018 Ministerio de Economía y Empresa