Ministerio de Economía y Competitividad - Gobierno de España

13 de junio de 2012

El IPC disminuye un 0,1% en mayo y la tasa interanual se reduce dos décimas, hasta el 1,9%

  • La inflación subyacente, que excluye elementos más volátiles del IPC, se mantiene en el 1,1%

El Índice de Precios al Consumo (IPC) disminuye un 0,1% en mayo respecto al mes anterior y la tasa interanual se reduce dos décimas, hasta el 1,9%. Tras este resultado, la tasa interanual retoma la senda descendente interrumpida el pasado abril y en los cinco primeros meses del actual ejercicio anota un recorte de medio punto. La moderación de la inflación se debe al descenso de los productos energéticos, principalmente a la partida de los combustibles y carburantes, y a la alimentación no elaborada.

Por ello, al excluir los elementos más volátiles del IPC -alimentos no elaborados y productos energéticos- la inflación subyacente se mantiene en el 1,1% (igual que en abril), con lo que en lo que va de año este indicador estructural baja cuatro décimas.

El descenso intermensual del IPC en mayo se explica por las caídas en productos energéticos, en alimentación fresca y en servicios. Los precios de los productos energéticos disminuyeron un 1,9%, debido especialmente a la evolución de su principal partida, los combustibles y carburantes que bajan un 2,6%. Los alimentos frescos anotan un descenso de sus precios del 0,6%, donde destacan las caídas en legumbres y hortalizas frescas (4,5%), pescado fresco y congelado (0,9%) y frutas frescas (0,2%). En cuanto a los servicios, reducen un 0,3% sus precios con relación a abril, moderación debida sobre todo al  turismo y hostelería. Por el contrario, aumentan los índices de la alimentación elaborada y los de los Bienes Industriales no energéticos.

Respecto a un año antes, la alimentación no elaborada y los productos energéticos moderan su ritmo de crecimiento. La mayor caída se produce en la alimentación fresca, cuya tasa anual se reduce en un punto porcentual, hasta el 1,1%, y en los productos energéticos, con una bajada de seis décimas, hasta el 8,3%. Mientras, los bienes industriales no energéticos y la alimentación elaborada aumentan su ritmo de avance. En efecto, la tasa anual de alimentación elaborada sube una décima, hasta el 3%, debido al encarecimiento del tabaco, y los bienes industriales no energéticos también suben una décima, hasta el 0,2%. Por su parte, los servicios se estabilizan respecto a un año antes (1,1%) y en lo que va de año anotan un recorte de seis décimas (desde mayo de 2011, de casi un punto).

La moderación de dos décimas en la tasa anual del índice general en mayo es un buen resultado. Además, la inflación subyacente se ha estabilizado a pesar de la subida del  tabaco y el efecto retardado de los precios de combustibles y carburantes que ha presionado al alza los precios del trasporte. Con independencia de alguna subida puntual de la inflación en algún mes concreto, la tendencia de la inflación sigue siendo a la baja.

El INE ha publicado también el IPC armonizado (IPCA) de mayo, cuya tasa anual se sitúa en el 1,9%, una décima por debajo de la registrada en el mes anterior. Esta tasa coincide con la del indicador adelantado del IPCA publicado el 30 de mayo. Al comparar con la tasa anual estimada para la Unión Monetaria, el diferencial seguiría siendo favorable a España y se situaría en cinco décimas, frente a –0,6 puntos porcentuales del mes anterior.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Síguenos en ...

2013 ® Ministerio de Economía y Competitividad