Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

16 de junio de 2014

El Gobierno da a conocer el informe de exportaciones de material de defensa, otro material y doble uso en 2013

  • Las exportaciones realizadas de material de defensa alcanzaron un valor de 3.907,9 millones de euros
  • Las exportaciones realizadas de otro material ascendieron a 4,7 millones de euros en equipos antidisturbios y a 50,9 millones de euros en armas deportivas y de caza
  • Las exportaciones realizadas de doble uso sumaron 151,6 millones de euros

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha presentado hoy en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados las estadísticas de exportación de material de defensa, otro material y doble uso del año 2013. El informe incorpora las exportaciones autorizadas y realizadas de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso del año 2013 de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley 53/2007, de 28 de diciembre, sobre el control del comercio exterior de material de defensa y de doble uso.

Exportaciones de material de defensa

En el año 2013 se produjo un incremento del 100 por ciento en las exportaciones de material de defensa con respecto a 2012. El valor de lo exportado ascendió a 3.907,9 millones de euros. Este aumento se explica por la diferencia habida en el número de aviones militares exportados, treinta y tres en 2013 frente a doce en 2012. El valor de estos aviones fue de 2.238,9 millones de euros, un 57,3 por ciento del valor total de las exportaciones.

Países y zonas de destino

Las expediciones a los países de la Unión Europea representaron un 36,2 por ciento del total. En valor, estas ventas supusieron 1.414,2 millones de euros frente a 746,3 millones de euros en 2012. Las principales partidas exportadas correspondieron a partes y piezas para el caza de combate EF-2000 y el avión de transporte militar A400M, así como combustibles militares. Los envíos estuvieron distribuidos de manera fundamental entre el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Grecia y Polonia.

Los países OTAN absorbieron un 38,3 por ciento de las expediciones/exportaciones, con 1.497,4 millones de euros. Cabe citar las exportaciones a Estados Unidos, con 84,6 millones de euros y un 2,2 por ciento.

Las ventas restantes, 2.396,0 millones de euros y un 61,3 por ciento, una vez descontadas las expediciones/exportaciones a países de la UE y países OTAN, se repartieron entre 41 países, entre los que destacaron Emiratos Árabes Unidos, con 717,0 millones de euros y un 18,3 por ciento, Australia, con 609,1 millones de euros y un 15,7 por ciento, y Arabia Saudita, con 406,4 millones de euros y un 10,4 por ciento.

Las exportaciones realizadas (3.907,9 millones de euros) supusieron un 90,4 por ciento de lo autorizado (4.321,3 millones de euros).

Categorías de productos

Por categorías de productos, destacaron las exportaciones de ‘Aeronaves’, con 2.756,7 millones de euros y un 70,5 por ciento del total, y ‘Buques de guerra’, con 642,8 millones de euros y un 16,4 por ciento.

Denegaciones

A la luz de los acontecimientos sucedidos en Egipto en los meses de julio y agosto de 2013, el Gobierno español decidió adoptar dos medidas, ambas de carácter urgente y siguiendo un criterio de máxima prudencia, consistentes en no autorizar desde el 1 de julio de dicho año ninguna nueva licencia a este destino y suspender cautelarmente a partir del 28 de agosto todas las licencias vigentes de exportación tanto de material de defensa como de otro material (antidisturbios y armas de caza).

Asimismo, y desde el 28 de agosto, se procedió a realizar una revisión exhaustiva de los equipos que incluían dichas licencias para poder determinar si se ajustaban a las conclusiones adoptadas por el Consejo de Asuntos Exteriores (CAE) de la Unión Europea en su reunión extraordinaria del 21 de agosto. Estas conclusiones se plasmaban en la suspensión de las licencias de exportación a Egipto de equipamiento militar que pueda ser utilizado para la represión interna.

Una vez efectuada la citada revisión de las licencias y analizadas las reacciones de nuestros socios comunitarios, el Gobierno español decidió levantar la suspensión cautelar de veintisiete de las ochenta y cinco licencias individuales de exportación vigentes de material de defensa el 16 de septiembre, por considerar que los equipos incluidos en las mismas no podían tener un uso en represión interna, de acuerdo con lo expresado en las conclusiones del Consejo. Por lo que respecta a las restantes cincuenta y ocho licencias, se les aplicó una suspensión con carácter definitivo.

Al margen de la suspensión de estas licencias, hubo un total de nueve denegaciones de exportación de material de defensa en 2013 en aplicación de la Posición Común 2008/944/PESC, de 8 de diciembre, por la que se definen las normas comunes que rigen el control de las exportaciones de tecnología y equipos militares. El desglose de las denegaciones fue el siguiente: dos acuerdos previos de exportación de vehículos aéreos no tripulados, con su estación de control y dispositivo lanzador, y de espoletas para granadas de mortero a Taiwán en aplicación de los criterios 4 (riesgo de agravamiento de la tensión regional) y 7 (riesgo de desvío a un uso indebido), y siete licencias de exportación a Egipto, consistentes en siete pistolas, habiéndose aplicado en este caso los criterios 2 (violaciones de los derechos humanos) y 3 (grave situación de inestabilidad interna en el país de destino) de la mencionada Posición Común.

Exportaciones de otro material (equipos policiales, antidisturbios y arma deportiva y de caza)

Países y zonas de destino

Las exportaciones realizadas de material policial y de seguridad ascendieron a 4,7 millones de euros, teniendo como destinos Túnez (2,0 millones de euros, 42,6 por ciento), Perú (1,4 millones de euros, 31,0 por ciento), Venezuela (0,8 millones de euros, 16,8 por ciento), Nicaragua (0,4 millones de euros, 9,1 por ciento), Portugal (18.968 euros, 0,5 por ciento) y Egipto (0 euros, 0 por ciento). La exportación a Egipto consistió en una muestra enviada en junio de 2013 sin cobro del valor.

En lo relativo a las operaciones de armas de caza y deportivas (escopetas de caza, cartuchos y sus piezas y recambios), las exportaciones realizadas representaron 50,9 millones de euros, siendo el destino principal Estados Unidos, con 19,6 millones de euros y un 38,5 por ciento. Las operaciones restantes estuvieron repartidas entre 60 destinos.

Denegaciones

En 2013 hubo nueve denegaciones de exportaciones de otro material, todas ellas de armas de caza y deportivas. El desglose de estas denegaciones fue el siguiente: siete licencias de exportación a Guinea Bissau de cartuchos de caza, por la situación de inestabilidad interna y el riesgo de desvío a un uso indebido, siendo los destinatarios empresas privadas de importación y distribución, y dos licencias de exportación de vainas con pistones y pólvora a la República Centroafricana, por la situación de inestabilidad interna y el riesgo de desvío a un uso indebido, siendo el destinatario una empresa fabricante de cartuchos de caza.

Además de las anteriores denegaciones, se procedió a la suspensión cautelar el 28 de agosto de 2013 de las nueve licencias individuales de exportación a Egipto que estaban vigentes, para el envío de escopetas y cartuchos de caza. La suspensión definitiva tuvo lugar el 16 de septiembre de 2013.

Exportaciones de productos y tecnologías de doble uso

Las exportaciones realizadas de doble uso en 2013 experimentaron una caída del 35,2 por ciento respecto a 2012, con 151,6 millones de euros. Este descenso se explica en buena medida porque en 2012 se produjo un envío a Estados Unidos de dos generadores de vapor por valor de 81,7 millones de euros, lo que llevó a un incremento considerable en el importe de las exportaciones de ese año.

Países de destino

El primer destino en importancia de las exportaciones españolas fue la R.P. China con 30,6 millones de euros y un 20,2 por ciento.

El segundo destino de las exportaciones españolas de doble uso fue Irán. Las exportaciones realizadas en 2013 ascendieron a 21,5 millones de euros y representaron un 14,2 por ciento de las exportaciones totales de doble uso. Esta cifra supuso una disminución del 30,6 por ciento respecto a lo exportado en 2012 (31,0 millones de euros). Los envíos consistieron en tubos de acero inoxidable para el sector siderúrgico y válvulas, con repuestos, para las industrias de generación de energía, petroquímica, del petróleo y del gas.

Las operaciones de exportación a Irán fueron analizadas caso por caso por la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso (JIMDDU), teniendo en cuenta las sanciones de la ONU y la UE a este destino.

Dichas operaciones fueron el resultado de la aplicación de la llamada cláusula catch-all (artículo 4 del Reglamento CE Nº 428/2009). La citada cláusula se emplea en exportaciones de productos no incluidos en las listas de control cuando se tenga conocimiento de un posible riesgo de desvío a programas de fabricación de armas de destrucción masiva o cuando el país de destino esté sometido a un embargo de armas y los productos vayan a tener un uso final militar. Las operaciones que fueron autorizadas no implicaban riesgo alguno de desvío o utilización en programas de proliferación.

Al margen de los diez principales destinos incluidos en el cuadro anterior, el porcentaje restante (27,1 por ciento) estuvo muy distribuido entre 56 países de diversas áreas.

Las exportaciones realizadas representaron un 46,9 por ciento de las operaciones autorizadas, ascendiendo éstas a 322,9 millones de euros.

Categorías de productos

En el año 2013, las ventas se concentraron fundamentalmente en la categoría de ‘Tratamiento de los materiales’ (91,0 millones de euros, 60,0 por ciento).

Denegaciones

En el ámbito del doble uso hubo una denegación a Sudán consistente en una posible exportación de sustancias químicas, por no ofrecer suficientes garantías el destinatario y el usuario final.

Asimismo, se decidió aplicar la cláusula catch-all en siete ocasiones, cuatro de ellas correspondientes a exportaciones a Irán de tubos de acero de baja aleación, válvulas en acero inoxidable, una válvula en acero al carbono y bienes de equipo, dos a Emiratos Árabes Unidos de monómeros y una a Rusia de una máquina de electroerosión. Se revocó la aplicación de esta cláusula en un caso de exportación a Pakistán de un banco de pruebas para una central nuclear.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

© 2016 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad