Ministerio de Economía, Industria y Competitividad - Gobierno de España

Estás en:

Ministerio de Economía y Competitividad

Ministerio de Economía y Competitividad

26 de febrero de 2016

La Comisión Europea subraya que las reformas estructurales en España impulsan el crecimiento

La Comisión Europea considera que la economía española ha emprendido un cambio de rumbo significativo en los últimos años debido a la puesta en marcha de reformas estructurales. Así lo señala en el informe España 2016, presentado hoy, en el que destaca que la recuperación económica se reforzó el pasado año con un crecimiento del 3,2%, gracias al impulso de la demanda privada, la mejora del acceso al crédito, el aumento de la confianza de los agentes económicos y la caída del precio del petróleo. El informe subraya que en los próximos ejercicios el crecimiento económico será robusto, aunque existen riesgos a la baja.

El informe hace un análisis de la economía española a la luz de la Evaluación Anual de Crecimiento 2016 elaborada por la Comisión Europea, que se publicó el pasado 26 de noviembre. La evaluación establece tres prioridades para la política social y económica de la Unión Europea este año: relanzar las inversiones, continuar con las reformas estructurales y el establecimiento de una política fiscal responsable. El documento también analiza los progresos realizados por la economía española en los objetivos de la estrategia Europa 2020.

En su informe, la Comisión apunta que España ha entrado en una senda de crecimiento económico equilibrado y considera que el reto es mantener esta tendencia en el largo plazo. Entre otros elementos, resalta que por primera vez en treinta años la economía se encuentra en superávit de la cuenta corriente en una fase de crecimiento, como reflejo de la creciente competitividad alcanzada en los últimos años. El documento también pone de relieve que se ha culminado el proceso de saneamiento bancario, lo que permite que el sector financiero continúe estabilizándose y fortaleciendo la resistencia de la economía.

En cuanto al mercado de trabajo, la Comisión subraya la fuerte creación de empleo, por encima del 3%, impulsada gracias a la moderación salarial y a la mayor flexibilidad introducida con la reforma laboral. Añade que los cambios normativos en el mercado laboral han acelerado la respuesta del empleo al crecimiento del PIB. En comparación con crisis anteriores, la economía española crea puestos de trabajo en  una etapa más temprana de la recuperación. No obstante, apunta que el nivel de desempleo sigue siendo elevado, especialmente entre los jóvenes y los parados de larga duración. Pese a la mejora del mercado laboral, destaca que los indicadores de pobreza y exclusión social se mantienen en niveles altos debido al impacto de la crisis.

En particular, considera que el nuevo marco normativo para la negociación de convenios colectivos supone un paso adelante para la fijación de salarios y que se ha avanzado en el área de las políticas activas de empleo. También hace una valoración positiva de la puesta en marcha de la Ley de Unidad de Mercado, que contribuye a mejorar el clima de negocios. La Comisión apunta que existen todavía ámbitos en los que se puede seguir profundizando en las reformas, como son el sector de servicios profesionales y en una mejora mayor de la transparencia de las finanzas públicas.

El documento de la Comisión Europea valora positivamente los progresos realizados por España en el cumplimiento de las recomendaciones específicas realizadas en 2015. Señala que se ha completado la reforma del sector de cajas de ahorros y que las recientes reformas en materia de insolvencias (Ley Concursal y Ley de Segunda Oportunidad) supondrán una mejora en la calidad de los activos bancarios.

El informe alerta que el aún alto nivel de endeudamiento de la economía española, tanto público como privado, hacen a España todavía vulnerable a cambios en el sentimiento de los mercados en su percepción sobre España. En cuanto a la deuda pública, apunta que la previsión es que se sitúe en el entorno del 100% del PIB en 2015, alcance su mayor nivel en 2016 y comience a decrecer en 2017. La previsión del Ministerio de Economía es que la deuda pública cerró en el 99% del PIB en 2015, año en el que, por primera vez desde que se inició la crisis, ese ratio ha disminuido en relación al año anterior, en lo que representa el primer cambio de tendencia desde que se inició la crisis.

Señala también que el déficit público ha continuado la reducción en 2015 como consecuencia del fuerte crecimiento económico. En particular, subraya que el crecimiento de la demanda interna ha permitido un aumento importante en la recaudación de impuestos. A pesar de la rebaja de impuestos del pasado año, la Comisión espera que los ingresos fiscales se mantengan a buen ritmo. 

La Comisión señala por último que la deuda de empresas y hogares continúa reduciéndose en España, aunque aún se mantiene en niveles elevados. Este desapalancamiento del sector privado es compatible con que el flujo de crédito nuevo esté llegando a las empresas y familias con mejor situación financiera.

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Si usted no puede visualizar este contenido, puede hacerlo a través de Facebook

Síguenos en ...

© 2016 Ministerio de Economía, Industria y Competitividad